La información económica de los líderes

Cuatro jóvenes titulados de la UPV se convierten en emprendedores

Hip & Pie, relojes de maderas preciosas para marcar la hora y la diferencia

 / 
Archivado en: 

Cuatro antiguos alumnos de la UPV se han lanzado a la aventura del emprendimiento con Hip & Pie, una marca de relojes realizados con maderas sostenibles. Los cuatro jóvenes, de tan sólo 24 años de edad, son Rafael Guallar, José Marced (ambos titulados en Tecnología de los Alimentos), Yevhen Zobal y Jaime Montávez (titulados en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos)

El equipo ha diseñado una línea de relojes de madera, respetuosos con el medio ambiente, con un estilo único y con materiales de calidad. Las piezas combinan maderas con certificado de sostenibilidad FSC para crear relojes diferentes. Para empezar han lanzado 3 modelos: Daydream (Bambú), SunSet (Olivo y palo de rosa), NightOwl (Ébano y bambú). El cuerpo de los relojes está hecho con madera y es distinta para cada modelo. Los creadores han elegido este material natural por su flexibilidad y porosidad, que le confiere comodidad y frescura al contacto con la piel. Además, es ligero y su capacidad de absorción de golpes le convierte en una opción única.

Los diseñadores han querido dar un poco más de rigidez y peso a las partes más delicadas de los relojes. Las juntas y la tapa están diseñadas en acero inoxidable, protegiendo así la integridad de la correa y la esfera. Se trata del primer reloj de madera sumergible con una capacidad de inmersión de 3 ATM y 30 metros de profundidad.

Hip & Pie pretende convertirse en una referencia entre los relojes de calidad en el ámbito de la madera a un precio competitivo, demostrando que los materiales alternativos son una opción en cuanto al diseño y para el medio ambiente. “Cada caja con el reloj incluye también una semilla de bambú, olivo, palo de Rosa o ébano como mensaje de concienciación medioambiental”, señalan los responsables del equipo.

La puesta en marcha de la iniciativa ha sido posible gracias al micromecenazgo. Los jóvenes emprendedores han contado para ello con la plataforma Kickstarter.

Suscríbete a nuestra newsletter