Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

El temporal en La Ribera ha arrasado las explotaciones de caqui y cítricos

La daños agrícolas de la tormenta del domingo oscilan entre 47 y 80 millones

El viento y el pedrisco arrasaron entre 11.000 y 15.000 hectáreas de cultivo

La daños agrícolas de la tormenta del domingo oscilan entre 47 y 80 millones

Entre 47 y 80 millones de euros calculan las organizaciones agrarias los daños ocasionados en los cultivos de La Ribera por la tormenta desatada en la tarde de ayer. AVA-Asaja calcula en 47 millones las pérdidas ocasionadas por la fuerte tormenta que se registró en la tarde del domingo en la comarca de La Ribera. La organización agraria estima que se han visto afectadas más de 11.000 hectáreas de cultivos por el pedrisco y el fuerte viento que acompañó la tormenta.

Por su parte, La Unió eleva la superficie afectada a 15.000 hectáreas y 80 millones de pérdidas los daños ocasionados.

Según AVA-Asaja, se ha perdido la totalidad de la cosecha en muchas explotaciones de caqui y cítricos, así como de otros cultivos hortofrutícolas.

La tormenta se concentró en una amplia franja que abarcó, de este a oeste, los términos municipales de Tous, Massalavés, Alberic, Benimuslem, L’Alcúdia, Carlet, Benimodo, Guadassuar, Alzira, Algemesí, Benicull, Albalat de la Ribera y Sueca hasta llegar al mar.

Como ha comentado el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, “fue un temporal breve pero muy fuerte que ha supuesto un verdadero desastre para miles de agricultores valencianos. Los daños han afectado incluso a la madera de los árboles, y por ello pedimos a la conselleria de Agricultura que facilite, a la mayor brevedad posible, tratamientos fungicidas que permitan cicatrizar las heridas en la madera y evitar así la introducción de hongos en el interior del arbolado. Además, los peritos de Agroseguro tienen que actuar con la máxima celeridad para determinar la cuantía de las indemnizaciones”.

Según el sindicato agrario le cultivo que se ha llevado la peor parte ha sido el caqui, con 3.500 hectáreas afectadas, en muchas de las cuales ha resultado damnificado el 100% de la cosecha. Esto tendrá un impacto sobre la producción esperada de la próxima temporada de un 15% menos que se suma a la anterior reducción en un 10% debido a las heladas de febrero y marzo. La estimación de La Uniò para el caqui es de unas pérdidas de 33,3 millones de euros.

Respecto a los cítricos, la superficie de mandarinas y naranjas afectadas en mayor o menor medida se sitúa en torno a las 7.000 hectáreas. Los grados de afección son muy variables y oscilan entre el 20 y, en los casos más extremos, el 100% de la cosecha. No obstante, en estos momentos el fruto es de un tamaño todavía reducido y habrá que esperar a su evolución futura para conocer con exactitud el alcance de los daños, aunque en una primera visita a las parcelas los técnicos sí constatan la presencia de heridas en la piel, gran cantidad de hojas y frutos en el suelo, golpes en la madera e incluso árboles arrancados del suelo a causa de la violencia del viento.

En el caso de los cítricos, La Unió eleva las pérdidas a 43,8 millones de euros.

Otros cultivos afectados son las hortalizas y algunas explotaciones de melón, sandía, aguacates, y lo que quedaba por recolectar de nectarinas y melocotón. En total, unas 450 hectáreas.

La Unió solicitará medidas urgentes para los afectados como la concesión de ayudas directas a aquellas explotaciones con daños por pedrisco, ayudas de mínimis de la Unión Europea hasta 15.000 euros por explotación, la reducción del módulo del IRPF, la condonación del IBI de las parcelas cultivadas y construcciones presentes en ellas, bonificación de las cuotas de la Seguridad Social durante un año, establecimiento de préstamos con interés subvencionado y también una serie de actuaciones y ayudas para las cooperativas comercializadoras afectadas. Por lo que refiere al seguro, pedirá una agilización de las peritaciones por parte de Agroseguro y una tasación e indemnización del daño real en parcela en función de las exigencias comerciales, independientemente de la franquicia establecida.

Por otro lado, informa AVA-Asaja en un comunicado, la tormenta se ha cebado especialmente en la Finca Sinyent que la organización dedica a sus ensayos agrarios. Además de destrozar buena parte de los cultivos, el temporal ha dañado el patrimonio y las infraestructuras del centro investigador, como la cubierta del edificio principal, un referente del gótico valenciano financiada en parte por la Fundación Pere Compte, que ha saltado por los aires segando los árboles que ha encontrado a su paso. Asimismo, el viento ha arrancado mallas y causado desperfectos en invernaderos.