Es el impuesto que obliga a las instalaciones de autoconsumo de más de diez kilovatios de potencia a pagar un cargo sobre la electricidad autoproducida y consumida de forma instantánea

El Ivace solicita al Gobierno eliminar el impuesto al sol

Archivado en: 

El Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), a través de la Asociación de Agencias Españolas de Energía (Energen), ha solicitado al Ministerio para la Transición Ecológica la retirada del llamado impuesto al sol, que obliga a las instalaciones de autoconsumo de más de diez kilovatios de potencia a pagar un cargo sobre la electricidad autoproducida y consumida de forma instantánea.

Así pues, en el escrito de alegaciones a la propuesta del real decreto de acceso y conexión a las redes de transporte y distribución remitido al Ministerio se hace hincapié en que el autoconsumo, especialmente a partir de energía solar fotovoltaica, puede convertirse en una de las principales alternativas para aumentar la participación de las energías renovables en la próxima década, por lo que constituye una pieza clave en la nueva política energética de la UE y, por extensión, también lo debe constituir en España.

Según detalló la directora general del Ivace, Company, “solicitamos al Ministerio de Transición Ecológica avanzar hacia un modelo regulatorio específico para el autoconsumo que permita incrementar la penetración de esta tecnología en el mercado, que la promueva, que la potencie, y que elimine cualquier barrera administrativa, técnica y/o económica que pueda limitar su desarrollo”.

Hay que destacar que unas de las premisas acordadas por la UE en el marco de la negociación de los nuevos objetivos de participación de las energías renovables en el horizonte del año 2030, que se traduce en una cuota mínima del 32% sobre el consumo bruto de energía final, ha sido la propuesta de eliminación de cualquier carga económica a las instalaciones de autoconsumo, al menos hasta el año 2026.

De este modo, ha señalado Company, “el impuesto al sol, que sólo se aplica en España, pasaría a ser ilegal según las normas de la UE”.

Creación de una “bolsa de energía” para combatir la pobreza energética

El Ivace solicita también que la energía excedentaria que los autoconsumidores con potencias inferiores a 100 kW inyectan gratuitamente a la red eléctrica sea destinada a los consumidores más vulnerables y, de este modo, se contribuya a paliar la pobreza energética.

Según explicó Company, “dichos excedentes energéticos suponen un ahorro económico para el sistema eléctrico y, de este modo, se puede constituir una bolsa de energía que podría ser contabilizada tanto en términos energéticos como económicos para que el sistema los asignara a los consumidores que actualmente se estén beneficiando del bono social, sobre todo en sus umbrales más extremos”.

Asimismo, se solicita evolucionar hacia un sistema que permita la compensación de saldos energéticos, establecer un registro para las instalaciones de autoconsumo aisladas, modificar los criterios de reparto de la energía generada en la modalidad de autoconsumo colectivo, así como la exención del coste de los estudios de acceso y conexión para las instalaciones de potencia inferior o igual a 100 kW y establecer criterios y esquemas homogéneos en todo el territorio para su aplicación por parte de las distribuidoras, entre otros.

Suscríbete a nuestra newsletter