La información económica de los líderes

La eléctrica ve con satisfacción la apuesta de la UE por la descarbonización de le energía

Iberdrola ve una gran oportunidad llegar al 32% en energía renovable

Archivado en: 

Iberdrola apoya el acuerdo que fija en un 32% el porcentaje de energía de origen renovable para 2030, alcanzado por el Parlamento Europeo y el Consejo sobre la Directiva de Renovables, y lo califica de muy buena noticia para la industria y la economía española y europea. El acuerdo comunitario abre, según la compañía eléctrica, nuevas oportunidades en términos de generación de empleo y riqueza en un sector en el que las empresas españolas y europeas están muy bien situadas.

La compañía considera que el objetivo mínimo del 32% de energía renovable, establecido en el acuerdo para 2030, es alcanzable y está sustentado en la evolución que han experimentado las tecnologías renovables en los últimos años, que ha hecho posible disponer de una energía competitiva, segura y asequible. “Decisiones como ésta -añade el comunicado de Iberdrola- nos permiten actuar contra los efectos del cambio climático, apoyar una transición justa y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, al tiempo que reducimos paulatinamente la dependencia energética exterior de nuestra economía”.

El pacto europeo también contempla, según evolucione el plan, una revisión al alza del porcentaje de producción de renovables en 2023. La revisión dependerá, entre otros factores, del abaratamiento de las tecnologías de producción de renovables y, en consecuencia, del coste de producción de las mismas.

La compañía eléctrica reconoce la importancia del acuerdo y agrega que con él, “los países europeos han demostrado su compromiso al desplegar mecanismos y decisiones concretas para avanzar en el proceso de descarbonización y electrificación de la economía y aprovechar todas sus oportunidades”.

El acuerdo incluye la creación de un fondo para el desarrollo de energías renovables en aquellas regiones europeas productoras de carbón, respondiendo así a la petición de algunos países como Polonia. Un fondo que podría beneficiar igualmente a la industria de la minería del carbón de Asturias y León.

Igualmente el acuerdo veta hasta 2026 la aplicación del llamado “impuesto al sol“, las cargas que algunos países aplican a la electricidad de origen fotovoltaico para autoconsumo. A partir de ese año se da libertad a los países para decidir su aplicación.

 

Suscríbete a nuestra newsletter