La información económica de los líderes

Las cifras de Caixa Popular

 / 
Archivado en: 

Caixa Popular cerró el ejerccio 2017 con 71 oficinas abiertas, de las que 69 están en la provincia de Valencia -cubriendo la totalidad de las comarcas-, y dos en Alicante; una en Ibi y la otra en Alcoy. “En teoría, podríamos operar en toda la Comunidad, pero tan solo vamos a aquellas localidades no atendidas por alguna caja rural de nuestra Asociación”, explica Rosendo Ortí. En Alicante, sobre todo del centro hacia el sur, “la entidad hermana que más presencia tiene es la Caja Rural Central de Orihuela y no vamos a competir con ella. Y hacia el norte llegamos hasta Sagunto, porque esa provincia la cubren bastante bien otras cajas rurales de la Asociación Española de Cajas Rurales. Si viéramos alguna población interesante para nuestro desarrollo y que no figura entre los planes de apertura de alguna entidad de esas dos provincias, entonces sí iremos”.


Documentos relacionados:

“Nuestra historia ha sido, es y será crear cosas diferentes para sobrevivir”


En 2017 Caixa Popular cerró el ejercicio con unos fondos propios de 100 millones de euros, 1.350 millones en recursos de clientes gestionados y 864 millones de euros de inversión. Con estas magnitudes obtuvo un beneficio de 10 millones de euros. En el primer trimestre de 2018 ha tenido un resultado de 2,5 millones, lo que supone un crecimiento del 15 % respecto a la misma cifra de un año antes, lo que les hace ser optimistas para alcanzar los 12 millones de euros de beneficio al cierre del ejercicio en curso, que es el objetivo que se ha fijado la entidad como resultado.

Caixa Popular la componen 353 personas. De las cuales, el 90 % son socios de la cooperativa. Destaca que seis de cada diez son mujeres y la diferencia salarial entre el que menos cobra y el que más no es superior a cuatro.

Evolución y adaptación permanente

Rosendo Ortí, director general de Caixa Popular

– ¿Cómo influye la generación ‘milenial’ en la estrategia competitiva de la entidad? ¿Le preocupa que puedan hacer mañana el Santander y BBVA o le preocupan más Google y Amazon?

– En el presente me ocupa -más que preocupa- estudiar y aprender de Santander, BBVA y todos los grandes operadores que ya están en el mercado, y en un futuro que preveo próximo me ocupara el observar y aprender de Telefónica, Vodafone, Orange, Amazon, Google, etc. Son empresas muy grandes, que tienen que diversificar sus modelos de negocio porque no saben qué hacer con la tesorería que tienen.

¿Qué ventaja tenemos nosotros con relación a esos nuevos operadores? Por ejemplo, el universo de normas que tiene nuestro sector es una gran ventaja para nosotros. Las empresas que hemos citado están en sectores casi sin normativa financiera, pero para ser una entidad financiera hay que cumplir muchos requisitos y eso limita mucho la maniobra de este tipo de empresas, acostumbradas a trabajar con una libertad enorme.

Estoy seguro de que Amazon entrará en el sector financiero e incluso Facebook, pero no pasa nada, competiremos con ellos y nos adaptaremos porque el cliente -nuestro cliente- seguirá valorando aspectos diferenciales.

No sé si dentro de diez años existirán oficinas bancarias o lo haremos todo desde casa, pero cuando tengamos que decidir con qué entidad trabajar, seguiremos teniendo corazón y emociones y habrá situaciones que valoraremos en función de la ideología de la entidad, los valores, las personas, de lo que ofrezca cada cual, de la coherencia y allí estaremos nosotros.

Ya estamos preparándonos para adaptar nuestra gestión de clientes a las nuevas exigencias de la sociedad que se presentan cada día y en la actualidad ya ofrecemos los mismos servicios digitales que los grandes bancos. La clave del futuro está en ser los mejores en la relación con los clientes a partir de información que analizamos con algoritmos.
Nuestra historia ha sido, es y será crear cosas nuevas y diferentes para poder sobrevivir y lo seguiremos haciendo; no tenemos miedo y nos adaptaremos.

Suscríbete a nuestra newsletter