Una financiación justa crearía 50.000 puestos de trabajo en la Comunitat

En el encuentro de presidentes autonómicos, que según Rajoy se celebrará antes de junio, Puig reclamará 2.500 millones con criterios coherentes

La Comunitat tendría que recibir 2.500 millones más al año de las arcas públicas, siguiendo un criterio razonable de financiación, lo que se traduciría en 50.000 empleos más en términos anuales. Estas son algunas de las conclusiones que presentará el Ivie en las próximas semanas y que ha adelantado esta mañana el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

Puig ha hecho estas declaraciones tras la reunión que ha mantenido esta mañana con el conseller de Hacienda, Vicent Soler, la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, y los dos expertos en materia de financiación autonómica, José Antonio Pérez y Francisco Pérez, para analizar la situación de la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica.

Según el informe del Ivie, Puig ha declarado que con una financiación en la se siguieran criterios objetivos el gasto por habitante en la Comunitat crecería 12 puntos y medio, el empleo aumentaría un 2,7% y se produciría un crecimiento del PIB del 3%.

El president ha detallado que de esos 2.500 millones que deja de ingresar la Comunitat, dos terceras partes, en concreto, 1.607 millones de euros, tienen un origen en la financiación autonómica. Otro 28%, 692 millones, tendría que venir del aumento del gasto de la Administración Central en las competencias que gestiona directamente: inversiones en infraestructuras logísticas, ayudas regionales, justicia y seguridad ciudadana, ayudas para la dependencia y respaldo a la inserción laboral de los parados. Finalmente, otros 202 millones tendrían que venir de una mejora en la financiación local.

Estamos intentando creernos las palabras del presidente del Gobierno, que ha indicado que antes de que termine mayo nos reuniremos todos los presidentes autonómicos a través del Consejo Fiscal y Financiero”, ha informado el president.

El lastre de la infrafinanciación
De los 256.704 millones de euros de gasto en el período 2011-2014 que ha canalizado la Administración Central solo 22.967 se han dirigido a la Comunitat Valenciana, lo que supone un 8,9% del total. “Esta cifra está muy por debajo de nuestro peso poblacional pese a la situación de empobrecimiento con respecto al conjunto de España”, ha recalcado Puig.

Además, el president ha recordado que la Comunitat tiene un saldo negativo en sus balanzas fiscales pese a tener un nivel de renta por habitante del 88%. “La causa principal de la balanza fiscal valenciana negativa se debe a que el conjunto del gasto público en la Comunitat es el menor de todos los territorios, mientras en autonomías de condiciones similares es superior a la media de España”, ha informado.

Puig ha advertido de que este “injusto sistema de financiación” castiga las ayudas regionales de apoyo a la agricultura, ganadería y pesca, inversiones en infraestructuras y financiación de servicios sociales.

Suscríbete a nuestra newsletter