La información económica de los líderes

El informe de Randstad señala que el empleo crecerá por debajo de la media nacional

66.000 contrataciones en la Comunitat Valenciana para la campaña de verano

Por provincias, Castellón presenta un incremento del 20% de la contratación respecto al año pasado.

 / 
Archivado en: 

Randstad ha realizado un análisis sobre las previsiones de contratación para la campaña de verano de 2018, así como su evolución en los últimos ocho años. La consultora de recursos humanos prevé que la campaña de verano de este año alcance las 66.000 contrataciones en Comunitat Valenciana, registrando un nuevo récord. En concreto, durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, Randstad espera que se firmen 66.680 contratos en la región en los sectores de comercio, hostelería, transporte y entretenimiento, lo que supone un aumento del 11,5% respecto al año anterior y un 91,2% más que la cifra registrada en 2010 (34.870).

Esta buena cifra, sin embargo, no oculta que la Comunitat Valenciana será una donde el incremento del empleo será más limitado, por debajo de la media nacional. En este sentido, La Rioja es la región que más crece, con un 16,3%. A continuación, se ubican Baleares (15,8%), Castilla y León (15,7%) y Navarra (15,1%). Aunque el conjunto de la Comunitat Valenciana crecerá por debajo de la media, Castellón presenta un incremento del 20%.

Cuando se analizan los datos de la década, Randstad detecta que, tras superar los 34.000 contratos en 2010 en Comunitat Valenciana, esta cifra descendió hasta registrar el menor dato de contrataciones de toda la serie histórica en 2012 (32.505). A partir de aquí, esta cifra creció paulatinamente durante los siguientes seis ejercicios hasta superar en 2018 los 66.000 contratos. Durante los últimos dos años, la contratación en la campaña de verano en Comunitat Valenciana ha registrado incrementos por encima de los dos dígitos.

A nivel nacional, Randstad también prevé que la campaña de verano de este año marque un nuevo récord de contratación, superando las 620.000 contrataciones durante los meses de junio, julio y agosto. En concreto, las previsiones que maneja estiman que se firmen 619.110, lo que supone un aumento del 12% respecto al año anterior y casi el doble (94,5%) que la cifra registrada en 2010.

En términos absolutos, Andalucía es la comunidad autónoma que registra más contrataciones, con 126.620. Catalunya y Comunitat Valenciana completan el podio, con 88.345 y 66.680, respectivamente, mientras que Madrid alcanza la cuarta plaza con 64.660 contratos. Estas cuatro regiones acumulan más del 55,9% del total de incorporaciones que se realizarán a nivel nacional.

La contratación temporal, un puente hacia la contratación indefinida
La contratación en esta época del año viene motivada, principalmente, por varios sectores vinculados al turismo, como comercio, transporte, hostelería y ocio y entretenimiento. El aumento de afluencia de turistas, tanto nacionales como internacionales, batiendo nuevos records año tras año, es el principal dinamizador del mercado laboral en esta época del año.

La campaña de verano, al igual que la de Navidad o Semana Santa, es un momento idóneo para aquellos profesionales que quieren conseguir su primer trabajo o para aquellos que busquen reincorporarse de nuevo al mercado laboral, y el trabajo temporal es una herramienta clave en estos casos”, explica Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad.

Perfiles requeridos 
El turismo es el principal motor de contratación durante el periodo estival. Este sector volvió a superar durante el verano de 2017 el mayor volumen de trabajadores en España de la historia, por encima de los 1,7 millones de ocupados, tras aumentar un 4,6% respecto al año anterior.

Otro hito a tener en cuenta en esta época es la campaña de rebajas, que se erige como un dinamizador del empleo en el sector comercio y en transporte y logística, sobre todo en los últimos años, derivado del incremento del e-commerce. Las incorporaciones de estos perfiles comienzan en junio y se alargan durante los meses de julio y agosto. Promotores, dependientes y puestos de atención al cliente encuentran mayores oportunidades laborales en el periodo estival.

Otro de los sectores que tiran del empleo es el de hostelería. Durante este periodo, los hoteles y otros tipos de alojamientos muestran tasas de ocupación muy elevadas, llegando en muchos casos al 100% de ocupación. En este campo, destacan los perfiles de apoyo en hoteles y restauración, como camareros, camareras de piso, cocineros o personal de recepción, entre otros.

A ellos se suman los perfiles de infraestructura de transporte, en especial, el personal de puertos, aeropuertos y estaciones de transporte, donde el conocimiento de idiomas se posiciona como un elemento indispensable para acceder a un empleo.

El ocio es otro de los sectores que aportan dinamismo al mercado laboral, gracias al impulso generado por actividades recreativas y vinculadas al turismo.

Experiencia, profesionalidad e idiomas
Entre los perfiles más demandados por las compañías que necesitan incorporar perfiles, cabe destacar algunos requisitos que Randstad detecta en la mayor parte de las ofertas de trabajo. Debido al carácter estacional de la contratación, las empresas que incorporan profesionales durante este periodo buscan experiencia previa en un puesto similar. Esto se debe a que necesitan solventar el incremento de la demanda por parte de usuarios y consumidores en un corto espacio de tiempo, por lo que una rápida adecuación al puesto de trabajo se posiciona como un factor altamente valorado por las compañías.

El auge del turismo internacional, impulsado por la gran oferta turística y de ocio de España, ha traído consigo una necesidad imperante de perfiles con conocimientos de idiomas para hostelería, restauración o infraestructuras aeroportuarias. En este sentido, el inglés se posiciona como un requisito indispensable para muchos puestos. Sin embargo, de cara a ofrecer un mejor servicio a los turistas internacionales, se detecta un incremento en las demandas de las compañías de profesionales con un tercer idioma, bien europeos (francés, alemán, nórdicos) o internacionales (ruso, chino, árabe) debido al aumento de visitantes de estos países.

Otros elementos intangibles, más relacionados con actitud que con aptitud, son igualmente muy valorados por las compañías a la hora de seleccionar candidatos. Por ejemplo, los perfiles orientados a la atención al cliente y con capacidad comercial son necesarios en el sector comercial y hostelero. La predisposición a trabajar en equipo y a resolver pequeños problemas derivados de la operativa diaria son un plus que las empresas tienen en cuenta.

Suscríbete a nuestra newsletter