La información económica de los líderes

Se ha desarrollado dentro del proyecto de I+D Nodos-Turismo, financiado por el Ivace y el Programa Operativo FEDER, y coordinado por Adimme

Se instala un prototipo de banco solar inteligente en La Marina de València

 / 
Archivado en: 

En La Marina de València se ha instalado un prototipo de objeto urbano inteligente con la finalidad de mostrar públicamente las posibilidades que ofrece para el turismo. Se trata de un banco solar autónomo que permite conectarse a Internet por Wifi, cargar por inducción dispositivos electrónicos móviles y acceder mediante una pantalla táctil antivandálica a apps de interés para turistas y ciudadanos.

El prototipo se ha desarrollado en el proyecto de I+D Nodos-Turismo (Nuevos objetos para ciudades conectadas y sostenibles: investigación y desarrollo de un prototipo de objeto urbano inteligente orientado al turismo; enero 2016- abril 2018), financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), cofinanciado por el programa operativo Feder de la Comunitat Valenciana y coordinado por el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidimme).

El objetivo general consiste en el desarrollo de un prototipo de objeto urbano orientado al turismo, integrable en plataformas de comunicaciones propias de ciudades inteligentes o smart cities, en el cual se utilizan materiales inteligentes derivados de la madera y la cerámica. Algunos ejemplos de objetos urbanos son mobiliario público, paradas de transporte público, alumbrado, señales, paneles informativos, fuentes, pérgolas, lavabos públicos, pabellones pequeños, estructuras decorativas, barreras y bolardos, kioscos y exoesqueletos de edificios.

Nodos-Turismo se plantea como una oportunidad para que las empresas valencianas de las industrias madera-mueble y cerámica accedan al mercado emergente de las ciudades inteligentes, que supondrá un mercado de alto valor añadido en los próximos años. También está planteado para mejorar la calidad de los servicios turísticos, especialmente importantes para la economía de la Comunidad Valenciana.

El prototipo instalado en La Marina es un banco solar autónomo construido con materiales sostenibles: cerámica y madera. La cerámica es fotocatalítica, autolimpiante y anticontaminante. Descompone gases tóxicos como los óxidos de nitrógeno (NOx), de manera que no sean peligrosos para la salud. La madera está tratada con barnices especiales para aumentar su durabilidad en condiciones externas agresivas, así como su resistencia al rayado y a la radiación ultravioleta.

Según Miguel Ángel Abián, coordinador, director técnico del proyecto y jefe del Dpto. de Tecnología y Biotecnología de la Madera de Aidimme, “el uso combinado de materiales de cerámica y madera en entornos urbanos es innovador por sí mismo, y constituye un primer paso para aumentar el uso de materiales sostenibles en las ciudades”.

Suscríbete a nuestra newsletter