Goirigolzarri: “Queremos ser en tres años el banco más rentable, eficiente y solvente de España”

Goirigolzarri: “Queremos ser en tres años el banco más rentable, eficiente y solvente de España”

“Conseguir la máxima satisfacción del cliente está en el centro de la gestión que hacemos los profesionales de Bankia. Por ello y para ello, aspiramos a ser el mejor banco de España: el más rentable, el más eficiente y el más solvente”, afirmó José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. Estas declaraciones las realizó horas antes de que mañana se celebre la junta general de accionistas que aprobará las Cuentas Anuales del banco correspondientes al ejercicio de 2017 (con un beneficio de 800 millones de euros), con las que se cierra el Plan Estratégico 2015-2017.

Goirigolzarri tiene previsto exponer ante los accionistas de Bankia los grandes ejes del nuevo Plan Estratégico 2018-2020, que se apoyará en tres palancas de crecimiento: consecución de más clientes y de mayor satisfacción entre estos (el objetivo en tres años es conseguir 400.000 nuevos clientes); apuesta decidida por la digitalización del modelo de negocio bancario (Bankia va a invertir en tecnología unos mil millones de euros en tres años); y optimizar la gestión del riesgo, perseverando en la eficiencia en la gestión y reduciendo a la mitad los activos improductivos y morosos: del 12% al 6% del Balance.

Al finalizar el periodo de vigencia del nuevo Plan Estratégico, en 2020, caso de cumplirse los objetivos establecidos, Bankia será una entidad que ganará ese año 1.300 millones de euros, su rentabilidad sobre fondos propios superará el 10% y su ratio de eficiencia estará cerca del 45%.

Junto con los clientes, los accionistas serán los grandes favorecidas si se hacen realidad las previsiones del banco, pues el equipo gestor tiene previsto aplicar una política de retorno al accionista, contando tanto dividendos como devolución de capital, que en tres años totalizará 2.500 millones de euros.

La privatización antes de diciembre 2019
La única “sombra” que, al parecer, existe en el horizonte de Bankia es la fecha de la privatización por parte del Estado del casi 60% del capital de la entidad que aún está en manos públicas. “En tanto que gestores del banco, debemos ser muy respetuosos con los tiempos y decisiones de los accionistas para su toma de decisión, al igual que pedimos autonomía en la gestión de la entidad”.

Según la legislación vigente, el 31 de diciembre de 2019 es la fecha límite que tiene el Estado para desprenderse de su participación de control en Bankia. Esto significa que podría ir vendiendo paquetes minoritarios paulatinamente, como el 7% vendido hace unos meses; alcanzar acuerdos de venta acotados en el tiempo con grupos inversores relevantes, o ir a una operación pública de venta (OPV) al mercado.

Aspecto clave al respecto será la evolución los próximos meses del valor de la acción de Bankia en Bolsa. Lógicamente, el Estado va a buscar maximizar el valor de colocación de sus acciones, y una variable importante al respecto será la evolución de los tipos de interés en el mercado bancario (a mayores tipos mejores resultados bancarios y mayor cotización de la acción).

El presidente de Bankia señaló el segundo trimestre de 2019 como fecha en que volverán a repuntar los tipos de interés, aludiendo a la opinión hoy generalizada entre los analistas financieros.

Fusiones
Jose Ignacio Goirigolzarri aseguró de forma rotunda que no se ha reunido con ningún responsable de otras entidades bancarias, “tanto españolas como extranjeras”, ni con el nuevo ministro de Economía, Escolano, para hablar de fusiones u operaciones corporativas.

Una vez finalizado el proceso de integración por absorción de Banca Mare Nostrum en Bankia en el primer trimestre de 2018, “no prevemos ningún otro proceso de fusiones en el horizonte de esta entidad. De hecho, el Plan Estratégico 2018-2020 es muy claro al respecto”.

Las informaciones publicadas en algún medio internacional, de las que se hizo eco alguna prensa española, según la cual, la compra de Banco Popular por el Santander no iba a ser la última operación corporativa en la banca española, ponía en primer plano sobre la mesa la posible integración de Bankia con BBVA o con CaixaBank.

“Tengo una relación muy buena y fluida con todos los principales responsables de las principales entidades financieras españolas, y les aseguro que ninguno de ellos ha venido a hablar conmigo de esto, ni yo he ido a plantear nada al respecto a nadie”.

Sector inmobiliario
Tanto el presidente de Bankia como el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, dejaron claro en sus contestaciones a preguntas de los informadores que el sector inmobiliario no va a estar entre las prioridades de la entidad. “Hemos vuelto a él y vamos a estar, pero con normalidad, sin perder la cabeza”. Mucha mayor relevancia va a tener en los planes de futuro de la entidad el crecimiento en clientes y operaciones entre Pymes (más de un 8%) y entre particulares (un 16%). En crédito a promotor “aspiramos a ocupar un 7,5% de cuota de mercado al finalizar 2020”, concluyó Goirigolzarri.

warmia-Mazury-Polska
Randstad-Verano-300
Randstad-Verano-300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.