Incluye la construcción de un segundo apeadero y el incremento de las frecuencias de paso

Asivalco presenta un plan para optimizar el uso del metro en Fuente del Jarro

Archivado en: 

Un convoy de la Línea 2 de FGV atraviesa el polígono por una zona próxima a la propuesta para el segundo apeadero

El transporte público es uno de los servicios peor valorados por los empresarios de Fuente del Jarro, según se desprende de la encuesta de satisfacción realizada por la Asociación de Empresarios de Fuente del Jarro (Asivalco). La existencia de la línea 2 de Metrovalencia no se optimiza debido a la insuficiente frecuencia de paso de los trenes y porque el apeadero está ubicado en un extremo del polígono con escasa densidad de empresas, por lo que pocos trabajadores lo utilizan para sus desplazamientos.

Así lo concluye en uno de sus apartados el Plan de Movilidad de Fuente del Jarro elaborado por Asivalco y la Federación de Polígonos Empresariales de la Comunitat Valenciana           (Fepeval) con la colaboración de la Agencia Valenciana de la Energía y del Ministerio de Industria.

Para mejorar esta situación y optimizar el uso del metro por parte de los trabajadores, el Plan propone la construcción de un segundo apeadero en el entorno de la calle Onda. Según el estudio realizado, con la construcción de este nuevo apeadero se pasaría de una cobertura actual del 28% al 58%, lo que mejoraría sustancialmente las posibilidades de uso de este tipo de transporte público por parte de los trabajadores de las empresas. Dicho apeadero daría también servicio a los sectores 2 y 8 de La Canyada, y en particular al Instituto de Secundaria que se haya allí ubicado.

El incremento de las frecuencias de paso en las franjas horarias de mayor afluencia de trabajadores (de 5:00 a 8:00 y de 19:00 a 20:00) con un tiempo de espera máximo de 10 minutos es otra de las propuestas contempladas en el plan que permitirían optimizar el servicio. Además, se propone la creación de la infraestructura adecuada que permita garantizar el acceso peatonal y ciclista al nuevo apeadero.

Con dicha medida se estima que podrían ganarse alrededor de 1.000 nuevos usuarios que, cambiando su modo de desplazamiento de vehículo privado al metro, permitirían reducir anualmente 468.000 litros de combustible y 560 toneladas de CO2.

Para Joaquín Ballester, gerente de, Asivalco, “en el contexto de crecimiento de actividad en las áreas industriales, es importante que las administraciones públicas se planteen este tipo actuaciones que mejoran la movilidad y favorecen hábitos medioambientalmente más responsables”.

Suscríbete a nuestra newsletter