Ava-Asaja exige al gobierno que actúe ante Bruselas por la mancha negra

Archivado en: 

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) espera que tanto Congreso y Senado como Les Corts insten al Gobierno de la nación a que impulse medidas que endurezcan los controles fitosanitarios comunitarios frente a las importaciones de cítricos que están afectados por enfermedades como la mancha negra. La organización agraria se refiere expresamente a las importaciones de cítricos de procedencia sudafricana.

El presidente de AVA-Asaja ha mantenido hoy una reunión con representantes del PP en las tres cámaras citadas con el propósito de trasladarles la situación en la que se encuentra la vigilancia de plagas y enfermedades en las fronteras de la UE. Los representantes del PP anunciaron que van a presentar de manera inmediata y simultánea una moción en las tres cámaras legislativas que atiende la petición. Además pedirán al ejecutivo que promueva ante las autoridades europeas medidas que refuercen el control de calidad y la armonización de las inspecciones en los puertos europeos para “garantizar la sanidad vegetal de los cítricos españoles y europeos”.

Según datos proporcionados por AVA-Asaja, sólo en 2017 las fronteras de la UE detectaron un total de 24 cargamentos de cítricos originarios de Sudáfrica contaminados con mancha negra, una enfermedad de cuarentena, ausente en la citricultura europea, que causa graves manchas en la piel de los frutos, hasta el punto de imposibilitar su comercialización.

Para Cristóbal Aguado es “el riesgo de que puedan entrar nuevas y devastadoras plagas en nuestra agricultura es cada vez mayor, tal como lo demuestra el hecho de que el número de interceptaciones, en lugar de disminuir, vaya en aumento hasta el extremo de haberse multiplicado por seis respecto al año anterior en el caso de la mancha negra”.     
Bruselas -añade el comunicado de AVA-Asaja–  ha venido incumpliendo sistemáticamente la disposición en virtud de la cual se comprometió a paralizar las importaciones de Sudáfrica si superaba las cinco detecciones. Además, en 2016 la Comisión volvió más laxos los controles sobre plagas y enfermedades del país africano, puesto que decidió permitir que sus cítricos pudiesen entrar en Europa a través del llamado canal de la industria y sin necesidad de un tratamiento en frío. Este trato privilegiado por parte de la UE culminó con la firma en 2016 de un acuerdo comercial con Sudáfrica que favorece la importación de sus cítricos a pesar de este país ha incumplido sistemáticamente el control sobre la sanidad vegetal de sus envíos de cítricos.

 

Suscríbete a nuestra newsletter