La información económica de los líderes

Empleados de Correos se movilizarán contra el desmantelamiento del servicio

Los sindicatos denuncian la reducción del presupuesto estatal, la falta de un Plan Estratégico y el despido de 15.000 trabajadores desde 2008

CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre, que suman el 85% de la representación de los 57.000 trabajadores de Correos, han anunciado movilizaciones conjuntas en toda España durante los próximos meses como respuesta a la falta de iniciativas del Gobierno para garantizar la viabilidad de la empresa pública.

Los sindicatos denuncian el recorte de dos tercios en la financiación del Servicio Postal Universal en 2017, que recuerdan es un servicio público. Esta partida ha pasado de 180 a 57 millones de euros, una reducción que se repetirá en 2018 en caso de prórroga de los Presupuestos Generales del Estado. Además, el Gobierno ha bloqueado el Plan Estratégico, ha destruido de 15.000 puestos de trabajo desde 2008 y ha implantado un modelo de empleo precario, con mayor contratación temporal y a tiempo parcial.

Ante la transformación del mercado postal hacia un modelo de correo influenciado por el comercio electrónico, todos los grandes servicios públicos de correo europeos, con el apoyo de sus Gobiernos, han optado por ampliar su actividad logística. Sin embargo, Correos es una excepción: el sistema nacional de correo en España todavía depende de la carta en un 85% de sus ingresos.

Los sindicatos defienden que la diversificación y la apuesta por la paquetería, los servicios financieros o la restitución del Banco Postal, es la gran cuenta pendiente de Correos, así como la aprobación de un Plan Estratégico que Hacienda, propietario de la empresa pública, mantiene bloqueado y que impide su modernización y adaptación a la realidad actual del sector.

Por último, las organizaciones sindicales calculan que si se mantiene el recorte presupuestario de más de 120 millones de euros, se suprimirán 30.000 puestos de trabajo a nivel estatal a medio plazo, 200 en la provincia de Castellón, que dejaría a la ciudadanía prácticamente sin reparto. Señalan, igualmente, la pérdida de poder adquisitivo, con los salarios congelados y recortados desde 201º. Actualmente, el 35% de los contratos son eventuales y un 22% de los puestos son a tiempo parcial de entre 4, 8 y 16 horas semanales.

Suscríbete a nuestra newsletter