Agricultura va a retomar las ayudas al sector a tal efecto, suprimidas en 2006

La ganadería se alía contra los incendios forestales

Archivado en: 

La conselleria de Agricultura presentó ayer a los representantes del sector ganadero de la Asociación Valenciana de Agricultores (Ava-Asaja) un proyecto de orden que establecería las bases para la concesión de ayudas destinadas al control de la vegetación natural con el objeto de prevenir incendios forestales. Este tipo de subvenciones fueron suprimidas en 2006 y desde entonces AVA ha insistido en la necesidad de recuperarlas puesto las consideran una iniciativa eficaz.

El presidente de la asociación, Cristóbal Aguado, manifestó que “nos congratulamos del interés que ha mostrado la conselleria a la hora de reinstaurar estas ayudas porque, además de establecer una línea de colaboración importante con el colectivo ganadero, suponen un reconocimiento del servicio público que presta. Esta disposición implica una alianza que incluye al sector agropecuario como parte de la solución de un problema en lugar de criminalizarlo”.

El proyecto legislativo señala que el pastoreo ordenado supone una práctica agro-forestal sostenible en la preservación del monte frente al riesgo de incendio, al reducir la carga de vegetación potencialmente combustible y desempeñar una función clave para la selvicultura preventiva en zonas de difícil acceso.

También contribuye al aumento de la biodiversidad, por la dispersión de semillas y mejora la estructura del suelo, reduciendo la erosión y la desertización. El texto concluye que el aprovechamiento ganadero  ofrece “una oportunidad para prevenir los incendios forestales, reforzar el carácter multifuncional de los montes e impulsar el desarrollo sostenible de la economía rural”.

La conselleria de Agricultura prevé que esta actividad ganadera cuente con una remuneración de hasta el 100% del servicio a partir de 2019. Las actuaciones objeto de ayuda se podrían limitar a áreas cortafuegos, fajas auxiliares y pistas forestales de la Comunitat Valenciana en montes públicos y privados que requieran de una reducción de la carga vegetativa, así como superficies de pasto incluidas dentro de espacios naturales y espacio protegidos.

En cuanto al tipo de ganado, la línea incluye bovino, equino, caprino y ovino.

Los representantes de AVA recordaron a la conselleria de Agricultura que los propietarios de una explotación ganadera extensiva que utilizan el monte público para alimentar a sus animales tienen que pagar una concesión y plantearon la conveniencia de negociar la supresión de esta carga económica o al menos la reducción de la cuantía de la misma, ya que si se reconoce el servicio público que prestan los ganaderos, resulta contradictorio que se cobre por este mismo concepto.

Suscríbete a nuestra newsletter