La información económica de los líderes

Informe económico Cámara Valencia (1): Exportación y consumo

La huelga de estibadores fue una de las causas de la caída de las exportaciones

La huelga de estibadores fue una de las causas de la caída de las exportaciones valencianas en 2017, según el informe emitido por Cámara Valencia sobre la evolución de la economía. Sin embargo, el crecimiento económico fue superior a la media nacional: un 3,3% frente a un 3,1%, según los cálculos de diversas organismos de estudios macroeconómicos. La Comunitat Valenciana ha sido en 2017 una de las autonomías más dinámicas, sólo superada por las regiones insulares y Madrid, lo que ha permitido converger en términos reales y generar empleo: 62.000 empleos netos en 2017, informa Cámara Valencia.

El crecimiento de la Comunitat Valenciana en 2017 se ha basado, desde el punto de vista de la oferta, en el dinamismo del turismo, la actividad comercial y la industria, así como en la recuperación de la construcción. Los factores que ha sido soporte de este crecimiento son la continuidad de una política monetaria expansiva, el favorable comportamiento de la economía mundial y la mejoría de la confianza de consumidores y empresarios.

Consumo privado moderado y mejora de la inversión
El gasto en consumo de las familias muestra un crecimiento sostenido, aunque con una cierta tendencia a la desaceleración a medida que ha ido avanzando el año. Las variables impulsoras del consumo han ido agotando su fuerza tractora en 2017: tipos de interés bajos, finalización de la senda bajista del precio del petróleo y cambio de tendencia al alza, aumento del empleo pero con condiciones precarias, y el hecho de que los precios de algunos servicios básicos han registrado una sustancial subida (suministros energéticos y de agua, alquileres, etc.), lo que está restando poder adquisitivo a las familias.

Por el contrario, la demanda de inversión aumenta gracias a la mejora en los índices de confianza empresarial y la recuperación del sector de la construcción. En 2017 los distintos indicadores de la inversión en bienes de equipo –producción industrial e importaciones de bienes de equipo- registran tasas de crecimiento positivas y superiores a las alcanzadas en el mismo período de 2016.

Por lo que respecta a la inversión en construcción, la residencial mantiene una senda de recuperación, al registrar las viviendas visadas un notable incremento en 2017, el 23%. La inversión pública no residencial es la que ha experimentado un mejor comportamiento, al registrar un incremento del 36%, tasa similar a la registrada en 2016. El mayor esfuerzo inversor lo ha realizado el gobierno autonómico, con un aumento anual de la licitación del 75%, y también de los gobiernos locales de la Comunitat Valenciana (57%), lo que contrasta con el retroceso de la inversión del gobierno central. La obra civil aglutina más del 70% de la licitación en 2017, con un aumento del 34%.

Moderación en comercio exterior

El comercio exterior de la Comunitat Valenciana se caracterizó el pasado año por unas exportaciones con crecimiento moderado y un mayor dinamismo de las importaciones. En consecuencia, el saldo comercial positivo ha retrocedido un 30%. Las exportaciones se recuperaron en el segundo semestre para volver a moderarse en el último trimestre

Los principales factores que han incidido en la evolución de las exportaciones en 2017 son:
• La huelga de estibadores en los primeros meses del año, siendo el puerto de Valencia uno de los más afectados.
• La mayor demanda interna en detrimento de los mercados exteriores, sobre todo para todas aquellas empresas que exportan de forma más esporádica.
• La apreciación del euro con respecto al dólar, en un 13% a lo largo del año, supone un encarecimiento de los productos valencianos en los mercados de influencia del dólar.
• Limitación a las importaciones impuestas en Argelia, afectando sobre todo a las baldosas cerámicas (-36% hasta septiembre).
Brexit y la nueva política exterior de Estados Unidos.

Los sectores más afectados han sido el del automóvil, especialmente el de componentes que ha caído un 18% y la exportación de las industrias tradicionales. Han mejorado, sin embargo, productos agroalimentarios, químicos y material de transporte.

Las importaciones de la Comunitat Valenciana superaron los 26.000 millones de euros, cifra que supone un aumento interanual del 9%, y un cambio de tendencia al alza de las mismas respecto al año anterior.

Los factores que han incidido al alza en las importaciones:
• El dinamismo de la demanda de consumo, lo que ha impulsado las compras de bienes de consumo duradero (14%) y de automóviles (6,8%).
• Notable dinamismo de la actividad industrial, generando mayor demanda de importaciones de semimanufacturas (16%) y materias primas minerales (18%), inputs para la industria.
• Progresivo crecimiento de los precios del petróleo en los mercados internacionales, lo que se ha traducido en un sustancial aumento de la factura energética: 10% (frente a la caída del 4% en términos de toneladas).

 

Suscríbete a nuestra newsletter