Endesa supera los objetivos y cierra 2017 con un beneficio de 1.463 millones

El Consejero Delegado de Endesa, José Bogas, anuncia una propuesta de dividendo para 2018 de 1,382 euros por acción, un 5% superior al mínimo

Archivado en: 

Endesa ha cerrado 2017 con un incremento del 4% de su beneficio has los 1.463 millones de euros. La compañía energética ha conseguido estos resultados a pesar de las complicaciones de la primera mitad del año y ha superado los objetivos previstos para el ejercicio pasado.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha señalado que “la consolidación en Endesa de Enel Green Power España, así como los distintos planes de eficiencia en costes que se pusieron en marcha durante los últimos 3 años han sido clave para el éxito de 2017”. “Estos resultados nos permiten anunciar que la propuesta de dividendo para 2018 es de 1,382 euros por acción– ha adelantado Bogas-, un 5% superior al mínimo que prometimos a nuestros accionistas”.

El margen bruto del negocio regulado ha crecido un 8%, hasta 3.284 millones de euros, un 60% del margen total. Por otra parte, el resultado de explotación también ha crecido un 3% debido a la evolución del Ebitda. Este progreso ha sido positivo gracias al ingreso por la devolución del Bono Social de los años 2014-2016 registrado tras la ejecución de diversas sentencias ha supuesto un impacto positivo de 222 millones de euros.

Además, los costes fijos se han reducido un 4% en términos homogéneos, es decir, sin tener en cuenta el cambio de perímetro por la adquisición de Enel Green Power España así como las menores provisiones para los proyectos de optimización de plantilla, entre otros ajustes.

Todos estos aspectos han contribuido a compensar el descenso significativo del 18% del margen del negocio liberalizado. Esta caída se debe fundamentalmente al fuerte incremento de los costes variables producido por la extraordinariamente baja producción hidroeléctrica del ejercicio.

En esta línea, los costes de las compras de energía han subido un 21,6%, consecuencia, principalmente, del aumento de los precios de electricidad del mercado mayorista y también ha sufrido el aumento en los consumos de combustibles, como resultado de la mayor producción térmica del periodo, por la menor disponibilidad de la generación hidráulica, y el mayor precio en los combustibles.

Cash flow, deuda financiera neta e inversiones
El cash flow operativo se ha reducido en 557 millones de euros, debido, fundamentalmente, a la reducción en los cobros netos de la liquidación de las compensaciones por los sobrecostes de la generación en los territorios no peninsulares.

En el caso de la deuda financiera neta, esta ha aumentado en solo 47 millones de euros con respecto a 31 de diciembre de 2016, a pesar del pago a sus accionistas de un dividendo por un importe de 1,333 euros brutos por acción, lo que supuso un desembolso de 1.411 millones de euros.

Por último, las inversiones brutas se han situado en 1.175 millones de euros, lo que supone una reducción del 3,8%.

Resultados operativos
En 2017, la demanda de energía eléctrica peninsular ha crecido un 1,1%, un 1,6% si se corrigen los efectos de laboralidad y temperatura.

Asimismo, la generación renovable del periodo ha cubierto un 33% de la demanda eléctrica peninsular total por la escasez de recursos hidráulicos, cuando durante el mismo periodo del ejercicio anterior había representado el 40%.

Por lo que se refiere a la producción de Endesa, ha crecido un 13% por la escasa disponibilidad de energía hidráulica, que ha conducido a la necesidad de incrementar la producción de las centrales térmicas.

En el conjunto 2017, Endesa ha alcanzado unas cuotas de mercado del 27,3% en generación peninsular, del 44,1% en distribución y del 35,4% en ventas a clientes del mercado liberalizado. De este modo, el número de clientes en el mercado liberalizado ha sido de 5.592.893 a cierre de 2017, con un aumento del 3,1% en términos interanulaes.

Suscríbete a nuestra newsletter