Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

El objetivo de cada sesión es conocer las calidades del agua para elaborar futuras actuaciones de mejora en el sistema de abastecimiento

Global Omnium realiza catas de agua de grifo para fomentar su calidad

Publicado el:
Global Omnium realiza catas de agua de grifo para fomentar su calidad

Global Omnium ha iniciado una campaña de sensibilización dirigida a todos los ciudadanos con el objetivo de fomentar el conocimiento de la calidad del agua de grifo que consumen en sus casas. Se trata de catas de agua a ciegas en las potabilizadoras de La Presa (Manises) y El Realón (Picassent). En ambas, gestionadas por Emivasa, se informa, previamente, a los visitantes de todo el proceso de tratamiento de potabilización y posterior distribución.

Las sesiones del equipo de catas están formadas, normalmente, por entre 6-8 invitados que asisten y prueban aguas de, al menos, cuatro potabilizadoras: las dos citadas, además de Sagunto y La Ribera, gestionadas por Global Omnium.

Estas jornadas están previstas con periodicidad trimestral, los sábados por la mañana, en alguna de las dos salas de catas, especialmente diseñadas para esta actividad. En ellas se realizará el análisis de perfil de olor, sabor y sensación del agua tratada por las plantas potabilizadoras.

Durante la jornada, los catadores valoran las cualidades del agua por su olor, sabor y sensación, ya que estos atributos permiten obtener una opinión objetiva sobre la calidad del agua distribuida. La finalidad  es conocer los olores y los sabores de los diferentes tipos de agua que se suministran en la zona de València para conocer las opiniones de los usuarios y así poder diseñar futuras actuaciones de mejora en el sistema de abastecimiento.

Finalmente, la cata concluye, una vez probadas todas las muestras, con una puesta en común de los resultados de la misma.

En este sentido, el origen de los sabores y los olores en el agua de consumo puede ser muy diverso: los producidos por causas naturales (crecimientos de algas azules en la fuente de agua bruta que pueden liberar compuestos inofensivos para la salud pero detectables a concentraciones muy bajas) o una excesiva mineralización del agua; los producidos por el propio proceso de tratamiento del agua (especialmente en los procesos de oxidación-desinfección como la cloración, o el tratamiento con dióxido de cloro); y los que se deben a alteraciones que se producen en la propia red de distribución (al entrar en contacto el agua con diferentes materiales o por reacciones bioquímicas producidas en la red).