Fermax apuesta por la innovación para aumentar su presencia internacional

 

La compañía valenciana  Fermax “es el primer fabricante nacional de porteros electrónicos y videoporteros, líder en el sector, tanto por facturación –más de 55 millones de cifra de negocio consolidada al cierre de 2017– como por cuota de mercado, cercana al 50 %”, confirma su brand manager, Elena Ravello.

Fundada por Fernando Maestre en 1949, es además, el primer exportador de su sector, “ocupando un lugar de preferencia entre las marcas más importantes y reconocidas del mundo”. “Contamos con siete filiales y cuatro oficinas de representación, además de  partners o distribuidores en 70 países adicionales“, indica Ravello Economía 3 en el marco del foro The Best organizado por el Club de Marketing del Mediterráneo y el Club de las Primeras Marcas.

“El éxito de nuestra marca reside en estar muy cerca de nuestros distribuidores, estableciendo con ellos relaciones a largo plazo, beneficiosas para ambos. Hay que tener en cuenta que con algunos de ellos, llevamos trabajando más de 20 años y en este sentido ha sido fundamental saber transmitirles nuestros valores de empresa como la búsqueda de la excelencia, la apuesta continua por la innovación, el servicio, la cercanía, el diseño… para lograr esa buena implantación de la marca en el ámbito internacional”, confirma Ravello. 

Una estrategia que replican en su red de estructuras propias, “donde el personal de cada filial viene a fábrica cada tres meses para mantener reuniones multidisciplinares (marketing, producto, técnica…) y formarse”.

“Llevamos –continúa la brand manager– casi 70 años mejorando la comunicación residencial de nuestros clientes, como un elemento más de su vida cotidiana. El avance de las tecnologías permite evolucionar nuestro producto en el mismo sentido, por lo que queremos convertir nuestro monitor en el corazón tecnológico de la vivienda que aúne ya no solo la comunicación residencial –típica del videoportero–, sino también sistemas de domótica o sistemas de control de acceso y videovigilancia”, argumenta Ravello.

En este sentido, cuenta con la patente mundial del sistema DUOX , el primer ‘Smart System’ completamente digital que emplea solo dos hilos no polarizados y lo hace compatible con el cableado de cualquier tipo de instalación, incluso de antiguos inmuebles. “Además reduce los errores y los costes de instalación, pues con un cableado básico de tan solo dos hilos no polarizados, se hace innecesaria la presencia de algunos elementos intermedios como los cambiadores, distribuidores o derivadores, requeridos siempre en instalaciones con tecnologías analógicas”, explica la responsable de Fermax.

Por otra parte, con este sistema (con capacidad para mil viviendas en una misma comunidad) cada propietario puede elegir el terminal que desea en la vivienda en función de sus gustos, necesidades o capacidad económica. “Al instalar una placa de calle con cámara, cada usuario puede elegir entre la seguridad y las avanzadas prestaciones del videoportero o la opción más económica como es el teléfono. Ahora la decisión entre teléfono o monitor no creará más discusiones en la junta de vecinos”.

Al respecto, señala también cómo una de las funcionalidades más recientemente desarrolladas para los monitores de este sistema, PhotoCaller, permite al equipo doméstico capturar las imágenes de las personas que llaman a la vivienda y almacenarlas, indicando el día y la hora a la que se produjo la llamada, tanto si fue atendida como si no recibió respuesta.

 

Suscríbete a nuestra newsletter