Las pymes demandarán 1,6 millones de puestos de trabajo cualificado

Según el último informe elaborado por Cepyme y Randstad, en los próximos diez años el mercado laboral vivirá un importante cambio estructural

Presidente de Cepyme, Antonio Garamendi; ministra de Empleo, Fátima Báñez; y presidente ejecutivo de Randstad España, Rodrigo Martín

Las pequeñas y medianas empresas ofrecerán en los próximos diez años más de 1.600.000 puestos de trabajo para profesionales de mayor nivel de cualificación en hostelería, ingenierías, trabajos administrativos, profesionales de ciencias sociales y matemáticas. Así lo refleja el “Informe anual de Empleo en las Pymes” que la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) y Randstad Research han presentado hoy.

En la presentación del informe han participado la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, y el presidente ejecutivo de Randstad España y Latam, Rodrigo Martín, quienes han informado de que la evolución del mercado laboral en 2017 refleja un importante cambio estructural, caracterizado por un mayor nivel de cualificación de los nuevos empleos generados por las pymes.

Así, aunque los mayores crecimientos de empleo se han producido entre los perfiles no cualificados del sector industrial y de la construcción, más del 86% de los nuevos afiliados se encuentran en las tipologías de empleo que requieren ciertos niveles de cualificación, especialmente en el sector servicios.

Oferta laboral, una variable clave
Desde la perspectiva de la oferta laboral, también la progresión ascendente de trabajadores de media y alta cualificación es un hecho planteado como la realidad en la que se moverá la economía española en los próximos diez años. Ahora bien, durante este proceso podrían aparecer ciertos desajustes que han de ser considerados.

Para ello, se ha definido un Índice de Tensión Laboral (ITL), entendido como la ratio entre demanda y oferta total de empleo por ocupaciones, que refleja a medida que aumenta su valoración un mayor grado de dificultad para encontrar trabajadores adecuados a sus necesidades, diferenciadas por tipología de ocupación, sector y tamaño. En este sentido, a medio y largo plazo, las dificultades de las pymes, según el ITL, se localizarán especialmente en el ámbito de la gestión comercial, empleados del comercio, de la hostelería, trabajadores en obras estructurales de construcción, en profesionales de apoyo en el ámbito de las finanzas, la gestión, los servicios jurídicos y la digitalización.

La empleabilidad de las pymes será decisiva
Se apunta hacia un escenario en el que las pymes continuarán siendo un componente decisivo de la evolución del empleo global, si bien el ritmo de creación de nuevos empleos podría ir perdiendo fuerza a lo largo del periodo.

Para los próximos años, el grueso del avance del empleo volverá a estar concentrado en el sector de los servicios que seguiría engrosando la ocupación con cifras que superan los 481.000 empleos.

Suscríbete a nuestra newsletter