La información económica de los líderes

Una factura social de 8.400 puestos de trabajo directos en ambos sectores

El agujero de las falsificaciones de neumáticos y baterías: 2.200 millones

El informe de la Euipo sirve para alertar a los consumidores sobre los riesgos de seguridad y medio ambientales

Instalaciones de la Euipo en Alicante

La batalla didáctica y de concienciación se gana con datos. Con esa premisa, la Euipo ha estimado que las falsificaciones causan en la Unión Europea pérdidas anuales de 2.200 millones euros. En España, la cifra está por encima de la media de la UE y se sitúa en 477 millones. La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea sostiene que estas pérdidas equivalen al 7,5 % del total de las ventas de los neumáticos y restan 8.400 puestos de trabajo directo en ambos sectores.

El Observatorio Europeo de las Vulneraciones de los Derechos de Propiedad Intelectual recoge en su informe otros datos de interés. Por un lado, indica que a las empresas legítimas les suponen unas pérdidas de 180 millones de euros anuales en la UE. Su traducción en ventas para el sector representa el 1,8 %.

En el apartado privado, el estudio señala al sector del automóvil como el principal damnificado en las falsificaciones de baterías, pero también se localizó en el sector de la telefonía móvil. En el campo público, la Euipo señala que los estados miembros dejan de ingresar fiscalmente  340 millones.

estadistica-perdidas-falsificaciones-neumaticos

Pérdida de ventas debida a la falsificación de neumáticos por país (2010-2015)/ Fuente: Euipo

España, por encima de la media

En términos relativos, el país menos afectado por la falsificación de neumáticos y baterías es Finlandia (3,1 % y 0,8 %, respectivamente), mientras que Lituania es el más afectado (19,2 % y 5 %, respectivamente). En términos absolutos, el impacto es mayor en España, con una pérdida de ventas debido a la falsificación de neumáticos y baterías estimada en 477 millones de euros, seguida por Francia, con 438 millones, Alemania (292 millones), Italia (274 millones) y el Reino Unido (214 millones). Los cinco mayores Estados miembros de la UE acumulan una pérdida de 1 .700 millones de euros a causa de las falsificaciones, lo que supone casi el 70 % del total de la pérdida de ventas en la zona euro.

En concreto, España registra pérdidas del 17,6% de las ventas, es decir, 445 millones en el sector de los neumáticos. En el otro campo del estudio, se cifra un dato negativo del 4,6 % sobre el total de ventas, lo que representa 32 millones de euros. El informe no deja bien parado al mercado español, pues para el conjunto de la UE, el porcentaje estimado de pérdida de ventas es del 7,5 % en neumáticos y por debajo del 2% en baterías. Nuestra país queda como uno de los más perjudicados por la mala praxis de la propiedad intelectual.

El director Ejecutivo de la Euipo, António Campinos, ha solicitado a las autoridades un mayor control: “Esperamos que los resultados de este informe, que examina dos sectores económicos importantes de la UE, ayuden a las autoridades a estudiar formas de luchar contra la falsificación“. El mandatario portugués ha destacado, también, las graves consecuencias para la seguridad y el medio ambiente. “Confiamos también en que ayude a los consumidores a elegir con prudencia cuando adquieran estos artículos esenciales”.

Sostenibilidad y alertas para el consumidor

El informe también aborda las consecuencias de estas falsificaciones en áreas como la seguridad y los daños al medio ambiente. Desde el Observatorio, se indica que la dificultad para distinguir un neumático legítimo de uno falso provoca la compra de productos deficientes e inseguros. En este sentido, se recoge un estudio sobre las condiciones de accidentes relacionados con el uso de neumáticos.

El documento revela que los neumáticos con una profundidad del dibujo de 1,6 mm o más reducen la probabilidad de accidentes relacionados con el agarre en carreteras mojadas o nevadas en un 84 % y la probabilidad de accidentes por reventones de neumáticos en un 86 %, en comparación con neumáticos con menos de 1,6 mm de profundidad del dibujo.

Por otra parte, los fabricantes de baterías para automóviles deben seguir especificaciones estrictas que cumplan las expectativas de los consumidores en cuanto al rendimiento y a la seguridad. Los productos están diseñados para prevenir las fugas de electrolitos (que son potencialmente dañinas no solo para los circuitos de los aparatos, sino también para los tejidos corporales). Además, un conducto de ventilación de un solo uso, incorporado al sellado de la batería, libera la presión interna en caso de sobrecarga para evitar explosiones. En ocasiones, estas medidas de seguridad no están presentes en las baterías falsificadas, lo que supone un riesgo para el usuario.

Ficha del estudio

Según el resumen del informe, el Observatorio ha examinado neumáticos para vehículos (coches, motocicletas, etc.), equipos, mobiliario y otros usos, cámaras de aire para neumáticos, bandas de rodadura, protectores para neumáticos (flaps), etc., y la reconstrucción y el recauchutado de neumáticos. Las baterías abarcadas en el presente análisis incluyen las células primarias y las baterías primarias, así como las baterías de ácido de plomo, de níquel cadmio (NiCad), de níquel-metal hidruro (NiMH), de litio, las pilas secas y las pilas húmedas.

Suscríbete a nuestra newsletter