La información económica de los líderes

Ascer ve “inasumibles” las demandas de los sindicatos para el convenio sectorial

 / 

Sindicatos y patronal siguen sin acercar posturas que lleven a la firma del convenio colectivo del sector cerámico. De hecho, Ascer rechazo por “inasumible” la petición sindical de recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores, a la par que reiteró que se debe mantener la competitividad del sector para seguir creciendo y creando empleo de calidad. Los sindicatos recuerdan que su tabla reivindicativa sólo planteaba recuperar los derechos que tenían en anteriores convenios como incrementos salariales a todos los conceptos, cláusula de revisión salarial o reducción de jornada.

La tercera reunión de la mesa negociadora del convenio acabó sacando a la luz las importantes discrepancias entre las partes que ya se habían mostrado al confrontar las tablas reivindicativas y tras la segunda de las reuniones mantenidas. Diferencias que ahora se han visibilizado, a pesar de que ambas partes reconocen la recuperación que vive el sector, senda en la que Ascer quiere seguir asegurando la competitividad ante las empresas extranjeras.

La asociación que preside Vicent Nomdedeu ha valorado la reunión a través de un comunicado en el que justifica el rechazo a la petición de los trabajadores de recuperar poder adquisitivo, negando que se haya producido tal perdida y recordando que “en el periodo 2008-2017 los incrementos acumulados pactados en el Convenio Colectivo ascienden a un 17,6%, mientras que el IPC de dicho periodo ha sido del 12,5%. Es decir que los salarios en dicho periodo crecieron un 5,1% sobre el IPC”.

A ese posicionamiento de Ascer, la Federación de la Construcción y Servicios de Comisiones Obreras réplica que “la patronal entiende que durante la época de crisis los trabajadores del sector no hemos perdido poder adquisitivo ni derechos, aunque poca referencia hacen a la destrucción de puestos de trabajo, absorciones y compensaciones salariales, reducciones salariales…”

Ascer ha pedido una”modernización del convenio colectivo en materia de jornada, estableciendo únicamente su carácter anual, suprimir las limitaciones a la contratación temporal sobre la legislación vigente, incentivar la movilidad funcional y otras cuestiones de menor calado”.

Los sindicatos apunta que “es hora de que el sector cerámico vertebre el crecimiento económico de la provincia, con las reducciones de jornada que permitan la creación de nuevos puestos de trabajo, mejorando la salud y calidad de vida de los trabajadores que realizan turnos los 365 días del año”. Y plantean la inclusión en el convenio “medidas que permitan la creación de empleo mediante las reducciones de jornada anual y mejorar la calidad del empleo mediante la conciliación de la vida laboral y familiar que tanto trastornan los turnos”.

Ascer considera que “pretender reducir la jornada pactada en el último convenio colectivo, recuperar una cláusula de revisión salarial basada en el IPC, pactar los incrementos sobre los salarios reales o incorporar nuevos conceptos salariales es inasumible para las empresas, ya que pondría en riesgo su recuperación”.

La patronal ve difícil, con las posturas actuales de ambas partes, lograr un acuerdo a corto plazo. Mientras, en su comunicado, CC. OO., apunta que acudirá con ánimo de buscar un acuerdo para el sector.

La próxima reunión de la mesa negociadora del convenio  será el próximo 28 de febrero.

 

Suscríbete a nuestra newsletter