La información económica de los líderes

2017: Crisis superada y sin récord en Benidorm

 / 
Archivado en: 

No hay datos de 1977, pero Hosbec hace años que puso en marcha su departamento de estadísticas. Lo que sí sabemos es que el turismo ha sido una tabla de salvación constante en la provincia de Alicante y un revulsivo en Benidorm de fecha tan eterna como Roma. Las cifras que publica regularmente Hosbecson un diario abierto de la recuperación de esta crisis.

La capital turística alicantina tuvo una ocupación media de 80,44 % desde 2007 a 2017, con picos que han ido desde el 74,55 % en el año 2009 hasta el 85,50 % de 2016. Este año casi se consigue un nuevo récord. Quizás las expectativas fueron muy altas, aunque el aeropuerto, camping y apartamentos registraron unos datos finales excelentes.

La pérdida de turismo nacional se explica, en parte, por la recalificación de la planta hotelera benidormense; pero, desde la patronal hotelera, apuntan directamente a la economía sumergida. En 2017, Benidorm obtuvo un 84,4 % de ocupación, un punto menos que el ejercicio anterior.

Desde la asociación se reconoció no haber cumplido con las expectativas del boom de principios de año y se calificó la caída del 6 % en turistas nacionales como una “preocupación del sector”. La cifra dolió más al saber que España había batido récord. Sin embargo, en el número total de pernoctaciones, esta caída fue amortiguada, ya que tan sOlo se perdió un 0,1 % sobre 2016.

En total, los hoteles de Benidorm obtuvieron 11.700.000 pernoctaciones. Pero tampoco se cumplieron las previsiones con el brexit. El crecimiento de británicos fue el sostén del año. Los británicos sí que batieron récords. El mejor dato hasta la fecha se había conseguido en 2007 con 5,3 millones de pernoctaciones y el peor en 2010 con 3,8 millones. En 2017, fueron 5,43 millones de pernoctaciones.

Antonio Mayor asegura que “a pesar de la explosión de la economía sumergida en el alojamiento y de la mayor competencia internacional y nacional, en líneas generales, se ha hecho una buena temporada, no solo en Benidorm sino también en el resto de destinos de la Costa Blanca y de la Comunidad Valenciana”. Respecto a la ocupación de turismo nacional, Mayor considera que “debemos monitorizar y estudiar para intentar recuperar esta fuga de clientes”.

crisis

Suscríbete a nuestra newsletter