Bonig denuncia el nacionalismo separatista del gobierno de la Comunitat Valenciana

Archivado en: 

Isabel Bonig prometió que cuando gobierne el PP en la Comunitat Valenciana “bajaremos o eliminaremos impuestos, como el de sucesiones o el de patrimonio y modificaremos el de trasmisiones patrimoniales si es para mantener un negocio y favorecer el relevo generacional. También ampliaremos la tarifa plana para autónomos a 24 meses y la tributación del IRPF de los autónomos estará exenta hasta los 20.000 euros”.

La presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, realizó en el Fórum Nueva Economía una intervención ausente de autocrítica sobre los gobiernos populares de la región y de los que formó parte, y en la que de forma permanente estuvo evocando el peligro de la presencia de partidos nacionalistas en el gobierno autónomo. Bonig también trasladó al actual gobierno problemas heredados, como la existencia de barracones escolares.

Afirmó que presentaría el proyecto popular para la Comunitat Valenciana y cómo ve la situación actual. “El mayor peligro actual es el separatismo nacionalista, pero el problema es la actitud hacia el separatismo nacionalista”, aseguró.

Auguró que los siguientes pasos suponen la suma a los nacionalismos catalán y vasco los de Galicia, Navarra, Baleares y Comunitat Valenciana, apoyados por formaciones política como Podemos o, en el caso valenciano, Compromís. A lo que añadió la debilidad y “los complejos” del Partido Socialista en algunos de estos territorios.

En su opinión, esto es lo que está detrás de la petición de reforma constitucional que lleva tiempo reclamándose. En este sentido, recordó que el pasado fin de semana el propio Ximo Puig anunció que iba a abanderar una reforma profunda de la Constitución. “Es peligroso -afirmó- hablar de reforma constitucional si no se tienen claros los límites, porque acabaremos cuestionando cuál es la forma de Estado, si monarquía o república”.

Bonig hizo un llamamiento a la movilización frente “a este nuevo paso de los nacionalistas” y abogó por un “nuevo patriotismo que no sea excluyente, sino que defienda un proyecto común de ciudadanos libres e iguales”. 

Tras reivindicar la historia común de España, afirmó que “ya está bien de Guerra Civil, de revivir el odio y el rencor”. 

Acusó al actual gobierno autonómico de favorecer la desvertebración del territorio, la confrontación, la falta de gestión y el sectarismo. Aseguró que lo más grave es el intento del Consell de “alterar sociológicamente la mentalidad de esta Comunidad. Están trabajando para perpetuarse en el poder” y por todo ello propugnó un cambio político.

Seguidamente Bonig señaló que el proyecto política del PP para la Comunitat Valenciana se asienta en tres pilares: libertad, orgullo y servicio. Añadió que una vez que asuman el poder eliminará organismos como la Agencia Valenciana de la Innovación.

Sobre la nueva televisión pública autonómica, la presidenta del PP aseguró que es una nueva herramienta en manos de los nacionalistas separatistas y como prueba aludió a su directora general, corresponsal de TV3 en la Comunitat Valenciana durante varios años.

Suscríbete a nuestra newsletter