Más de 16.000 viviendas turísticas no declaradas afloraron el pasado año

En 2017, un total de 16.189 nuevas viviendas turísticas de las tres provincias se dieron de alta en el Registro, 4.566 más que las registradas en 2016 (11.623) y cuadruplicando las de 2014 (3.799). Hay que destacar que, en los últimos cuatro años, ascienden 38.104 las altas de viviendas turísticas realizadas en la Comunitat Valenciana, según informó el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, en la Mesa contra el Intrusismo.

Este incremento refleja el “notable esfuerzo en una lucha inacabada de lo que tiene que ser la defensa de una economía no sumergida y de una oferta alegal que tiene que aflorar”, señaló Colomer.

Por provincias, en Alicante el número de altas de viviendas turísticas registradas en 2017 asciende a 10.300, llegando a las 22.696 en los últimos cuatro años. En la provincia de Castellón se alcanzaron las 2.403 altas de viviendas durante el pasado año (7.449 en el último cuatrimestre) y en la de Valencia la cifra llegó a las 3.486 en 2017 (7.959 en los últimos cuatro años).

Colomer ha solicitado duplicar el número de inspectores para luchar con eficacia contra un problema que ha crecido en los últimos años. Sin embargo, la congelación de las plantillas en las administraciones públicas impide aumentar las inspecciones.

Asimismo, ha insistido en la “defensa común de un modelo profesional, basado en las garantías de calidad hacía el consumidor. La primera línea de respeto es que el alojamiento cumpla los estándares que marca la normativa turística”, ha asegurado.

13 expedientes sancionadores a grandes plataformas
Francesc Colomer también ha destacado la resolución judicial del pasado 23 de noviembre de 2017 a la plataforma Homeaway. Hay que recordar que la Agència Valenciana del Turisme ha abierto ya 13 expedientes sancionadores a las plataformas que gestionan el grueso de la oferta alojativa.

Colomer ha destacado que la lucha judicial contra las plataformas supone destinar recursos escasos y recordó que los tribunales han fallado a favor de que los apartamentos que se ofertan en las plataformas deban estar registrados.

Para ayudar a los propietarios a cumplir con sus obligaciones, se ha presentado una guía informativa para dar a conocer la regulación jurídica vigente. Esta publicación se ha realizado con la colaboración del Colegio de Administradores de Fincas.

Colomer también ha anunciado que la AVT sacará en breve un concurso para externalizar la inspección de los alojamientos turísticos, con un presupuesto de 55.000 euros y que revisará la situación y estado de las viviendas inscritas en el registro en los últimos cuatro años.

Nueva línea de ayudas dotada con 660.000 euros
La AVT ha dotado con 660.000 euros una línea de ayudas para campañas contra el intrusismo. Además se está trabajando con la Federación de Municipios y Provincias para buscar la colaboración de los ayuntamientos y las policías locales en la lucha contra el intrusismo.

Suscríbete a nuestra newsletter