La información económica de los líderes

Excelente temporada turística para Benidorm, pero sin llegar a cifras récord

Archivado en: 

Benidorm ha cerrado el año con una buena ocupación hotelera. La media de la segunda quincena ha sido del 71% lo que ha permitido cerrar el mes en esa misma cifra, 71,3% lo que significa crecer 5,5 puntos respecto a diciembre de 2016.

Por nacionalidades, los españoles recuperan terreno y llegan a representar el 50% del total de turistas alojados en hoteles, seguidos de británicos con un 39%. Bélgica (3,7%) y Holanda (3%) completan las nacionalidades de origen con relevancia.

Tal y como apuntaban todos los indicadores adelantados, Benidorm no ha registrado cifras récord en cuanto a ocupación hotelera. La ocupación hotelera media anual se ha situado en el 84,4 lo que significa perder 1,1 puntos respecto al dato de 2016 que fue del 85,5%

Sin embargo, en el número total de pernoctaciones, esta caída ha estado muy amortiguada y apenas se han perdido un 0,1% sobre 2016.

En total, y según los datos recopilados por BigDataHosbec, Benidorm ha registrado 11.700.000 pernoctaciones hoteleras durante 2017, mientras que en 2016 el dato fue de 11.715.000, ejercicio en el que se consigue el récord en la serie histórica disponible.

Destaca el crecimiento de británicos y la pérdida de cuota de mercado de los turistas nacionales, mientras que en el estudio de mercados emergentes se observa cómo los irlandeses han multiplicado por 5 su presencia en los establecimientos hoteleros de Benidorm.

El análisis en el número de pernoctaciones nos arroja los siguientes datos:

Británicos: 5,43 millones de pernoctaciones en 2017- +3% respecto a 2016.

Los británicos sí que baten récords en número de pernoctaciones hoteleras. Se trata del mejor dato hasta la fecha. En 2007 se alcanzaron 5,3 millones de pernoctaciones y el peor año fue 2010 con 3,8 millones.

Españoles: 4,8 millones de pernoctaciones en 2017. -6% respecto a 2016. El mejor registro anual de españoles se produjo en el año 2011 con 5,6 millones de pernoctaciones mientras que el peor de la serie histórica se registra en 2007 con 4,5 millones.

Belgas y Holandeses: 836.000 pernoctaciones en 2017. +1% respecto a 2016.
Los países del Benelux continúan siendo la tercera y cuarta nacionalidad en importancia en el mercado hotelero de Benidorm, y en su conjunto mantienen un comportamiento positivo que es algo más acusado en el caso de holandeses, que crecen a un mejor ritmo que el mercado belga.

La ocupación hotelera durante 2017 no ha bajado del 70% en ningún mes del año, siendo el dato más bajo el registrado en diciembre con un 71,2% de media y el más algo el registrado en septiembre con un 93,6%.

La evolución de los índices de ocupación durante los diferentes meses del ejercicio 2017 muestran que el retroceso más significativo se produce en los meses de julio a octubre, coincidiendo con la mayor parte de la temporada alta. Esta es una muestra más que significativa de la ‘fuga’ de clientes a la economía sumergida del alojamiento en viviendas en los periodos en los que los precios medios son más altos.

El presidente de Hosbec, Antonio Mayor ha valorado en positivo estos datos declarando que “a pesar de la explosión de la economía sumergida en el alojamiento y de la mayor competencia internacional y nacional, en líneas generales se ha hecho una buena temporada, no sólo en Benidorm sino también en el resto de destinos de la Costa Blanca y de la Comunidad Valenciana”, cuyos datos conoceremos en los próximos días. Mayor espera poder repetir los mismos resultados en la temporada 2018 aunque el listón se ha situado en una posición muy alta.

Benidorm ha cerrado el año con una buena ocupación hotelera. La media de la segunda quincena ha sido del 71% lo que ha permitido cerrar el mes en esa misma cifra, 71,3% lo que significa crecer 5,5 puntos respecto a diciembre de 2016.

Antonio Mayor destaca que “la oferta hotelera y reglada ha hecho los deberes de inversión, adquiriendo un valor añadido superior frente a la denominada economía colaborativa. El sector está respondiendo a este fenómeno del alojamiento en viviendas con una mayor inversión y con una mayor satisfacción del cliente. En estos momentos, las vacaciones con una cualificación especial sólo se puede encontrar en la oferta hotelera y reglada, con productos tan definidos como el familiar, el musical, el de adults only, etc…”

Siguiendo con este mismo argumento, el presidente de Hosbec opina que “es posible que, casi de una forma no premeditada, la inversión económica en los hoteles, la mejora de los complementos y una mayor y mejor segmentación de la demanda nos haya hecho más resistentes a la competencia del alojamiento privado”.

Aun así, hay sombras más oscuras, como el dato del mercado español. Para el presidente de los hoteleros de la Comunidad Valenciana, “es un dato que se está convirtiendo en una preocupación estructural de nuestro sector” y que es preciso estudiar para evitar la fuga de clientes. Por último, ha recordado que “no se han cubierto las expectativas de récords. Las reservas anticipadas nos pronosticaban un verano de desborde y al final nos ha faltado un dedo para que el vaso rebose.

Suscríbete a nuestra newsletter