Una inversión de 500.000 € dota a Castellón de 8 brigadas para prevenir incendios

Bomberos de Castellón

Luis Rubio en la reunión del puesto de mando del consorcio

Una inversión de 500.000 euros por la Diputación de Castellón permitirá poner en marcha 8 nuevas brigadas de prevención de incendios en la provincia de Castellón, con cuarenta integrantes. Los nuevos brigadistas reforzarán el trabajo que realizan las 16 brigadas creadas fruto del convenio que la corporación provincial y la Generalitat Valenciana alcanzaron este verano y que, con el medio millón de euros aportado por el Consell, ha puesto en marcha otras 8 brigadas. La adjudicación del servicio a la empresa FCC permite ampliar el número de efectivos dedicados a la prevención en la provincia.

 
Las ocho nuevas brigadas completarán los efectivos de los que dispone la provincia para prevenir los incendios, dado que se sumarán a las 16 creadas en virtud del convenio alcanzada por la Diputación de Castellón con la Generalitat Valenciana. 
 
El diputado delegado del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón, Luis Rubio, avanzó ayer que serán 16 brigadas formadas por cinco efectivos cada una las que vigilen la provincia. Ochenta brigadistas trabajarán ya en tareas de prevención de emergencias, especialmente para evitar que se produzcan incendios en zonas de interfaz entre las áreas forestales y las urbanas, donde hay viviendas.
 
La iniciativa surge del acuerdo entre la Diputación de Castellón con la Generalitat que permite materializar el Plan Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, fruto de lo que Rubio definió como “la política de consenso, diálogo y trabajo leal y conjunto entre administraciones impulsada por Javier Moliner desde el gobierno provincial, que permitirá responder a las necesidades planteadas por los ayuntamientos”.
 
La puesta en marcha de las 16 brigadas forestales estaba prevista para el pasado verano, aunque en un primer momento sólo se incorporaron a los equipos del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón las 8 correspondientes a la Generalitat valenciana.
 
Ahora, con la incorporación plena de los nuevos grupos de efectivos, el consorcio coordinará a más de 800, tras la iniciativa conjunta que el diputado provincial describió como la “más ambiciosa entre Diputación y Generalitat para proteger nuestros pueblos frente a posibles emergencias como pueden ser incendios o inundaciones”, de modo que se amplían las tareas de prevención a los siniestros propios del invierno.
Suscríbete a nuestra newsletter