La información económica de los líderes

El puente del Pilar y la crisis catalana reactivan el mercado español en los hoteles de Benidorm

La ocupación hotelera en Benidorm durante los primeros quince días de octubre ha sido del 92,5%. Este dato es ligeramente inferior (en 9 décimas) al resultado de 2016, a pesar de la excelente ocupación hotelera registrada durante la semana del puente del Pilar.

ciclistasDestaca la recuperación del mercado nacional que vuelve a números positivos después de muchas quincenas perdiendo cuota de mercado. Y es que el periodo festivo durante la semana del 9 al 15 de octubre ha propiciado la salida de muchos turistas españoles a disfrutar de días veraniegos en pleno otoño. Para Hosbec, “el efecto de la crisis independentista de Cataluña se ha dejado notar en la industria hotelera de Benidorm, siendo destino elegido por turistas que, en otras circunstancias, se hubieran desplazado a Cataluña”.

Por ello, los españoles han registrado un 10% más de pernoctaciones hoteleras en esta primera quincena aunque su balance anual continúa siendo negativo con una caída del 7% y casi 300.000 estancias menos en el acumulado enero-15 octubre.

El dato negativo lo encontramos, en cambio, en el comportamiento de los británicos que pueden estar empezando a mostrar signos de alcanzar su techo de crecimiento. A pesar de que continúa siendo el principal mercado con una cuota de 45,2%, incluso por encima de los españoles (que se quedan en un 41,6%), esta quincena muestra un comportamiento negativo perdiendo precisamente el mismo número de pernoctaciones que ha ganado el mercado español.

La previsión de ocupación para la segunda quincena del mes de octubre anuncia ya la llegada del otoño turístico y se queda en el 82,5% en estos momentos.

El presidente de Hosbec ha recordado como una vez más funciona “la teoría de los vasos comunicantes” en la actividad turística. “Y es que cuando un mercado presiona desplaza a otros mercados, tanto a nivel de origen, como a mercados de destino específicos. Es un comportamiento que demuestra las interconexiones de la actividad y cómo nos afectan acontecimientos que en principio nada tienen que ver con la actividad turística”.

Con este crecimiento de españoles vinculado a la actividad “se nos abre una nueva oportunidad para trabajar la fidelización de clientes españoles, casi de la misma forma que hace unos años trabajamos la consolidación de británicos para hacer de Benidorm uno de sus destinos preferidos. Esta debe ser nuestra estrategia empresarial basada en la calidad y en un excelente producto hotelero. Las condiciones naturales nos acompañan en este cometido”.

Antonio Mayor ha recordado que en el conjunto del año hasta la fecha, Benidorm ha registrado ya más de 9,5 millones de pernoctaciones hoteleras y que mantiene un crecimiento de un 1% en el cómputo global.

Suscríbete a nuestra newsletter