Una oportunidad de cambio bien aprovechada

"Las Provincias"

“Las Provincias”

No fue sencilla la recuperación de la ciudad y mucho menos la adopción de un rumbo nuevo en el que el Turia dejara de ser una amenaza. Solo la batalla destinada a encarrilar las ayudas gubernamentales costó una primera crisis política, de la que fueron víctimas el director de “Las Provincias”, Martín Domínguez y el alcalde de la ciudad, Tomás Trenor, marqués del Turia.

 [masinformacion post_ids=”119608,119603″]

Hasta diciembre de 1961 no fue aprobada la Ley del Plan Sur, que por fortuna hizo previsión no solo de la desviación del Turia, si no de una serie de grandes cambios en la ciudad.

En materia de urbanismo, la adaptación del Plan General de València al trazado de un río nuevo estableció que el crecimiento del área metropolitana debía hacerse hacia el noroeste, sobre zonas de secano, para salvar la huerta del norte y el sur de la ciudad, recomendaciones que solo se han seguido en parte.

Con todo, València supo aprovechar las oportunidades de la riada de 1957. En la década de los sesenta, cuando pasó la austeridad del Plan de Estabilización, se pudo abordar la desviación del Turia por el sur (terminada en 1969), pero también una nueva red de accesos, un esquema de depuración de aguas residuales y de nuevo alcantarillado.

La modificación de la red de accesos ferroviarios que se hizo en su día permite, con medio siglo de retraso y sin la gratuidad prometida por la ley, el nacimiento del Parque Central; pero también la discusión de no pocos puntos que siguen sin resolver después de 60 años. Anotemos, sin embargo, que la desviación del Turia por el sur ha permitido ampliar un puerto que se considera líder en el Mediterráneo.

Desviado el río y las servidumbres que como alcantarillado albergaba, el cauce del Turia dejó de llevar agua en 1985. Antes (1976) se había logrado del Estado su propiedad y la declaración como zona verde, lo que permitió el nacimiento del parque del viejo cauce, de once kilómetros de longitud, que hoy en día es una gran singularidad de la ciudad de València.  

Suscríbete a nuestra newsletter