Las empresas valencianas buscan nuevas soluciones para satisfacer los nuevos hábitos de consumo

 

Cadena agroalimentaria | Las empresas

Productos para reducir los residuos químicos en los cultivos, soluciones para que la fruta llegue sana al consumidor final, envases sostenibles que conservan en buen estado los alimentos o productos alimenticios sin alérgenos son solo algunos de los desarrollos en los que trabajan compañías valencianas en sus diferentes segmentos dentro de la cadena agroalimentaria.

Las empresas que forman parte de la cadena agroalimentaria no dejan de lado su faceta innovadora con el fin de apoyar al agricultor para que obtenga el mejor producto, con un precio acorde a su calidad y con un valor añadido que satisfaga las necesidades del consumidor final.

En esta línea, Idai Nature, que ofrece soluciones naturales únicas para el cultivo de frutas y hortalizas sin residuos químicos, ha lanzado al mercado el Idai Booster, un producto biotecnológico ecológico que aumenta el cuaje de frutos y la productividad en general al disminuir el número de abortos florales.

Otro ejemplo del trabajo de I+D que realiza esta compañía, –según subraya su director, Carlos Ledó, es el Idai K Plus, cuya formulación permite al cultivo asimilar el potasio directamente sin tener que consumir energía que es aprovechada por la planta para realizar otros procesos fisiológicos. Con esta tecnología, la planta mejora su tamaño y aumenta el contenido en azúcares.

Igualmente, los productores han trasladado también a Idai Nature su preocupación por las cambiantes condiciones meteorológicas y la escasez de agua. Y, teniendo en cuenta esta necesidad, “trabajamos para hacerles más fácil su trabajo, desarrollando productos que se aplican de forma sencilla y eficaz con pequeñas cantidades de agua que mejoran nuestros productos para que sean persistentes en el tiempo”, aclara Ledó.

Nuevas soluciones para una fruta más sana

Por su parte Tecnidex, centra su investigación en “la búsqueda de nuevas soluciones para conseguir que la fruta llegue sana a los consumidores y puedan disfrutar de todos sus beneficios para la salud”, explica su presidente, Manuel García-Portillo.

Concretamente, –incide– “para proteger las frutas de nuestros clientes invertimos en investigación e innovación, lo que nos ha permitido mejorar no solo el catálogo de productos y tecnologías, sino trabajar por un modelo de negocio más sostenible”. La compañía dispone de muchos proyectos de I+D que, en buena parte, se desarrollan con personal propio de Tecnidex y cuando se trata de proyectos mayores, colaboramos con otras empresas y centros tecnológicos, como Ainia, “instituto tecnológico que tengo el honor de presidir”, informa García-Portillo.

De entre los proyectos que tienen en marcha, García-Portillo destaca que están trabajando en el desarrollo de un catálogo de productos ‘Eco… Lógicos’, “así, tal cual, ya que se trata de ecología desarrollada con lógica, productos autorizados para la agricultura ecológica y realmente efectivos”, recalca.

El producto bio coge fuerza

Por su parte, la cooperativa de segundo grado, Anecoop, que presta servicio a 27.000 agricultores de cuatro comunidades autónomas, integrados en sus 68 entidades socias, también lleva a cabo una labor de innovación varietal y de producto en sus dos campos de experiencias: la Masía del Doctor en Valencia y el campo de ensayos de la Fundación UAL-Anecoop en Almería donde realizan estudios en colaboración con instituciones y centros de investigación de diversas partes del mundo: universidades, bancos de semillas, institutos tecnológicos como Ainia, el Ivia, etc. “Todo ello para dar respuesta a nuestra principal preocupación: conseguir nuevas formas de consumir fruta y verdura y luchar contra el descenso del consumo”, corrobora Joan Mir, director general de Anecoop. De hecho, están impulsando nuevas líneas de trabajo, como el cultivo de productos exóticos y subtropicales bajo cubierta o el de nuevas tipologías de granada al aire libre. Además, el producto bio va cogiendo fuerza en la oferta de Anecoop y “estamos posicionándonos como uno de los operadores clave”, recalca.

2017-septiembre-especial-agoalimentacion-FreshboxEl valor añadido del packaging

Por su parte, el Grupo Hinojosa se define como el primer especialista en soluciones de packaging por su variedad de productos para un amplio rango de sectores, entre los que destaca el agroalimentario. “Nuestra dilatada experiencia en desarrollar y producir envases agrícolas y nuestra estrecha relación con el sector, nos permite detectar sus necesidades y proporcionarles soluciones innovadoras que les aporten valor. Por ello, nuestra labor de I+D+i se focaliza en mejoras y nuevos desarrollos en las condiciones de transporte, la sostenibilidad de los envases y la mejor conservación de los alimentos”, explican fuentes del Grupo Hinojosa.

Entre las innovaciones de la compañía se encuentran la mejora de las condiciones de transporte de la fruta en la caja s33, “una solución para los exportadores de fruta que la conserva en buen estado durante más tiempo”; y el sistema patentado Airfruit, una solucion sostenible y respetuosa con el medioambiente que gracias a su diseño, “nuestros clientes consiguen un ahorro económico y energético que garantiza que tanto el producto como el envase lleguen intactos a su destino”.

En cuanto a la apuesta de Hinojosa por conseguir envases más sostenibles, la compañía ha ideado Freshbox, un envase de polipropileno fabricado con un material 100 % reutilizable con un proceso de reciclaje sencillo y de bajo coste y con una alta capacidad de carga y apilamiento.

2017-sept-agrocadena-DACSA

La mejor conservación de los alimentos es otro punto estratégico para Grupo Hinojosa. Por ello, están desarrollando aplicaciones innovadoras para el cartón de sus envases y “así asegurar una mayor duración de las frutas y verduras, garantizando los máximos estándares de calidad”, confirman fuentes de la compañía.

Para llevar a cabo toda esta labor de innovación y “mantener su posición de liderazgo en el sector ofreciendo soluciones innovadoras que aporten un valor añadido tanto a nuestros clientes como al consumidor final”, el Grupo Hinojosa ha implantado un Sistema de innovación que les permite vigilar el sector con el fin de detectar sus necesidades a través de la información proporcionada por estudios nacionales e internacionales, observatorios de mercado, universidades, sus clientes y su propia experiencia.

Más innovación en producto

El Grupo Dacsa, que cuenta con tres líneas de negocio –maíz, arroz y harinas especiales– es otro ejemplo de innovación en la empresa. La compañía ha introducido dos mejoras en el Arroz Dacsa Integral: por una parte se ha reducido el tiempo de cocción de 40 a 25 minutos y, por otra, se ha adquirido el sello Denominación de Origen Arroz de Valencia para este producto. “Con esta adquisición ya son cuatro los que tenemos con DO: Arroz Bomba Dacsa, Arroz Redondo Dacsa, Arroz Integral Dacsa y Arroz Albufera Dacsa”, explica Lorena Lázaro, su responsable de Marketing.

Además, en la planta de Molendum (Zamora), especializada en productos sin gluten, están desarrollando una gama de productos sin alérgenos como el mix de panificación, el mix repostería, pan rallado… Desde 2017, Dacsa tiene su propio Código de Buenas Prácticas donde se están introduciendo mejoras tanto en España como en Europa.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter