Sindicatos y CEV hacen un llamamiento a la ciudadanía para acabar con la infrafinanciación

Los secretarios generales de  CCOO PV, Arturo León, y UGT PV,  Ismael Sáez, así como el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana, CEV, Salvador Navarro, han firmado esta mañana el Manifiesto por una financiación y unas inversiones justas para la Comunitat Valenciana.

El manifiesto, tras hacer un recorrido histórico por los 40 años de gobierno autonómico, considera que la Comunitat Valenciana se encuentra en un momento que requiere “unidad para hacernos oír con una sola voz y lograr un futuro sin más hipoteca que nuestra capacidad para generar riqueza, bienestar y progreso”.

Tras calificar la construcción del estado autonómico de situación fallida, afirma que ninguno de los diferentes sistemas de financiación “ha tratado con justicia a la Comunidad Valenciana. Este mismo año (…) recibiremos 237 euros menos que la media de ciudadanos del estado, o 839 menos que la autonomía mejor financiada, lo que equivale a un 10% y 29% menos de recursos, respectivamente. Esas diferencias son la causa fundamental de nuestros mayores déficits presupuestarios, generados año tras año, a pesar de gastar menos que la media de las comunidades”. 

El manifiesto cuantifica la infrafinanciación y la infra inversión en un déficit de 1.600 millones de euros. “Somos la autonomía que menos recursos por habitante recibe; la única que, siendo pobre, aporta al conjunto del estado. El resultado es, sencillamente, insoportable para la ciudadanía valenciana”, agrega el comunicado.

Por todo ello, trabajadores y empresarios “decimos basta desde los valores compartidos con la ciudadanía, decimos basta porque creemos en la igualdad de oportunidades” y exigen:

1. Una reforma inmediata del sistema de financiación que establezca un nuevo modelo con recursos suficientes y repartidos equitativamente entre todas las autonomías, posibilitando a los valencianos y valencianas tener unos servicios públicos fundamentales dignos y ejercer nuestras competencias propias. Una reforma para que nunca más exista ciudadanía discriminada solo por el hecho de pertenecer a un territorio.

2. Un reparto de las inversiones y una ejecución que atienda a una programación racional que acabe con el déficit inversor en la Comunitat Valenciana, compensando en todo caso la insuficiencia inversora en los últimos años y dedicando una cantidad de recursos ajustada a nuestro peso poblacional, tal y como recoge la reforma de nuestro Estatut d’Autonomia aprobada por Les Corts.

3. El reconocimiento de los déficits de financiación acumulados directamente por el mal funcionamiento de los diferentes sistemas de financiación, y el establecimiento de mecanismos de compensación para que el nuevo modelo no nazca lastrado por la injusticia diferida de los anteriores.

El manifiesto concluye haciendo un llamamiento a los valencianos para poner “punto final a la discriminación, para avanzar hacia una sociedad más prospera y más justa”

Suscríbete a nuestra newsletter