Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Fanzination!, o el día en que los cómics se quedaron en el IVAM

Publicado el:
Fanzination!, o el día en que los cómics se quedaron en el IVAM

Si un muy buen día alguien decidió narrar una historia sobre páginas divididas en viñetas, en cada viñeta había dibujos, los diálogos se escribían dentro de unas figuras semielípticas llamadas “bocadillos”, y a eso decidió llamarle cómic (o tebeo, que también vale), lo más probable es que antes hubiera garabateado más de un fanzine. Lo dice Álvaro Pons, uno de los críticos e investigadores -sí, investigadores- más influyentes del mundo del Octavo Arte: “Los fanzines son el germen de la historia del cómic”.  Por ese motivo, y ante el creciente auge y reconocimiento que experimenta el mundo de la ilustración y la novela gráfica, el director del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM)José Miguel G. Cortés considera que “hoy no se puede entender la cultura sin el cómic; ha entrado en el IVAM para quedarse”.

Álvaro Pons, Elías Taño, José Miguel G. Cortés y la conservadora del IVAM, Irene Bonilla.

Álvaro Pons, Elías Taño, José Miguel G. Cortés y la conservadora del IVAM, Irene Bonilla.

Esta mañana se ha presentado Fanzination! Los fanzines de cómic en España, una muestra sobre el género de carácter documental: se exhiben al público 100 ejemplares desde los años 70 hasta la actualidad, seleccionados entre los más de 2.000 que forman la colección privada de Pons donada al museo. Así, el IVAM se convierte en el primer museo del mundo en contar con una fanzinoteca abierta a la consulta, investigación y divulgación de todo aquel que esté interesado en indagar en lo que hasta hoy se consideraba subcultura fanzinera. 

No es una tarea fácil: el creador de La cárcel de papel, veterano blog especializado que recientemente se ha convertido en un libro de referencia sobre el cómic, destaca que “la vocación del fanzine es contracultural, efímera, revolucionaria, donde se exploran lenguajes que no tienen cabida en la novela gráfica. Su espíritu ha sido siempre tan a contracorriente que a menudo no aparece ni el nombre del autor ni la fecha ni el lugar de publicación. Siempre circula fuera de los espacios habituales de la cultura”. Ha agradecido al IVAM la novedosa iniciativa, tan rompedora como, en sus palabras, “meter a un tigre de bengala en una pequeña jaula”.

En las vitrinas de la Sala de la Biblioteca pueden contemplarse ejemplares pioneros a nivel mundial como los fanzines estadounidenses Zap Weirdo, sus posteriores réplicas españolas como Nasti de Plasti o La piraña divina, todos ellos inencontrables en la actualidad; otros pertenecientes al auge del género en los 90, cuando las tiradas ya podían superar el millar de ejemplares y su calidad de publicación compararse a la de las editoriales tradicionales, como Nosotros somos los muertos, de los influyentes artistas Max Pere Joan, o Madriz. Respecto al ámbito valenciano, se contemplan incunables de los 70 de El gat pelat, definido por Pons como “cabeza, origen y crisol de una generación que pasaría a la historia del cómic renovando sus postulados estéticos”, sin olvidar la cantera actual que se da a conocer en publicaciones como Arròs negre Nimio.

Experimentación, radicalidad, revolución, marginalidad autoimpuesta…Son algunos de los códigos fanzineros cuyo espíritu ha impregnado las paredes de la sala con una impresionante intervención mural del ilustrador Elías Taño, quien ha reconocido que exponer en un ámbito como el IVAM demuestra “que soy alguien lleno de contradicciones, aunque ha agradecido a G. Cortés “la absoluta libertad con la que he podido trabajar. Esta iniciativa del IVAM espero que sirva para poner la cultura popular al alcance de todos”.

Es la idea principal del director: “no creemos en las fronteras entra la alta y la baja cultura, sus límites son demasiado porosos”. Quedan a la vista del público obras que proceden de algún bar que hace muchos años que no existe, o que se distribuyó gratis en algún concierto de los 80. Y ahí se pueden encontrar los primeros esbozos juveniles de grandes maestros de hoy. Disfruten, fanzínense y si se atreven, investiguen. Las cosas se mueven en el IVAM.