La información económica de los líderes

Iniciativas públicas y privadas crean el clúster emprendedor del Mediterráneo

2017-junio-emprendedores-lanzadera

¿Existe un ecosistema emprendedor en la Comunidad Valenciana? Las iniciativas públicas y privadas se han sucedido en las últimas décadas. Empezaron con los CEEI (Centros Europeos de Empresas e Innovación), que han realizado una labor tan callada como efectiva y, desde hace un lustro, la Comunidad vive la edad de oro de aceleradoras e incubadoras de start-ups.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

CEEI

1989 figura como el año en que empezaron a gestarse los CEEI. Alcoy, Elche y Valencia fueron los primeros. Solo en Valencia se han atendido a más de 20.000 posibles emprendedores; se ha asesorado a 7.500 y se han  creado 1.400 empresas que han generado 25.000 puestos de trabajo.

Pero tan importante como esas cifras es el menor índice de fracaso. “Nuestra tasa de fracaso empresarial, en los primeros cuatro años de actividad, está por debajo del 30 %, cuando la misma cifra, en España, supera el 70 %”, señala Jesús Casanova, creador de la red y actual director del centro de Valencia.

En la actualidad tutelan una veintena de empresas y de sus instalaciones, en el Parque Tecnológico, han salido iniciativas empresariales tan exitosas como Idai Nature, Viccarbe, Imegen, Antara, Laurentia Technologies… Entre ellas dos Premios Jaime I, un Premio Príncipe Felipe a la Excelencia Empresarial y el Premio a la Mejor Pyme Española de 2016.

En Castellón, el CEEI ha visto  como en sus instalaciones se han desarrollado 530 empresas fruto del empeño de más de 4.000 emprendedores.

En los últimos años, los proyectos se tornan tecnológicos, pero con una clara orientación a dar servicio al tejido industrial del territorio. Se han creado lazos de colaboración con distintos organismos, “desde la participación en Castellón Global Program con la Diputación de Castellón a la colaboración con diferentes ayuntamientos en aceleradoras locales o en acciones conjuntas con Espaitec-UJI, la Fundación Globalis, etc. Asimismo, CEEI Castellón sigue generando iniciativas concebidas para aprovechar todas las sinergias y ponerlas al servicio de empresas y emprendedores, como por ejemplo el nuevo hub tecnológico Soma Tech Hub o la nueva comunidad de inversión y crecimiento, ambas puestas en marcha en los últimos meses”, apuntan desde CEEI Castellón.

2017-junio-emprendedores-Ceei-Elx

CEEI Elche puso en marcha en 2016 una aceleradora que este año lanza su segunda edición. Tras las selección del proyecto y la mentorización, las iniciativas se preparan para exponer en un DemoDay sus propuestas a posibles inversores.

CEEI Elche no se especializa en TIC y, como en el caso anterior, atiende muchas propuestas vinculadas al tejido industrial de la zona: calzado, comercio online, turismo…

Sobre la madurez de las iniciativas presentadas, CEEI Elche asegura que algunas ya se han testado positivamente en el mercado y su objetivo es crecer.

El papel del CEEI va a ser determinante en los próximos años, ya que se le ha encomendado la coordinación del Ecosistema Emprendedor de la Comunidad Valenciana.

“El objetivo es evitar duplicidades entre los distintos agentes públicos y privados, ordenar y mantener actualizadas las necesidades y los recursos disponibles para los emprendedores, así como potenciar la entrada de nuevas empresas y de personas emprendedoras, tanto desde el punto de vista territorial como en relación a las diferentes fases del proceso emprendedor”, puntualiza Casanova.

Universidades

Otro foco emprendedor se ha gestado en torno a las universidades. Sus parques científicos han acogido iniciativas empresariales nacidas de patentes e innovaciones surgidas de la investigación universitaria.

En 1996 nace en la Universidad de Alicante el Centro de Creación de Empresas y en 2010 se pone en marcha el espacio coworking que aloja el programa Yuzz. Un total de 169 empresas han salido de su seno: 64 del Centro de Creación de Empresas y el resto de coworking.

La mayoría de ellas se dirigen al sector TIC y servicios. De los proyectos nacidos en la UA destacan Inverge, desarrollador de juegos que acumula varios premios, entre ellos de la Universidad de Cambridge; Hawkers (gafas de sol) y Abiebrown (papelería personalizada).

La UA, a través de ua:emprende, pone en contacto diversas iniciativas que puedan converger en proyectos más ambiciosos y, por otro lado, se propone “consolidar las dos modalidades diferenciadas de maduración: preincubación para proyectos aún no puesto en marcha e incubación para los ya iniciados, además de maximizar la utilización de los espacios”.

La UMH, gracias a su Parque Científico, se ha postulado como la primera universidad española en productividad en creación de empresas de base tecnológica. Desde 2012 lleva a cabo dos programas de referencia dirigidos a emprendedores con ideas y proyectos innovadores. “Son programas de incubación y aceleración que combinan formación, asesoramiento y financiación para apoyar la creación de start-ups innovadoras de cualquier actividad o sector”, indican desde la Universidad.

Maratón Creación de Empresas tiene una duración aproximada de ocho meses. El proceso de selección de ideas se abre en octubre y el programa se desarrolla entre noviembre y mayo. En total, se destinan 71.000 euros para los mejores proyectos. Asimismo, diversas empresas de nuestro entorno como Fundación Levantina, Planetahuerto.es o Agilmark patrocinan premios especiales y ofrecen mentoring a los proyectos participantes.

El Sprint de Creación de Empresas se realiza en los meses de julio y septiembre. En total se destinan 25.000 euros para los mejores proyectos.

Los trabajos que finalmente se materializan son un porcentaje reducido. De las 588 iniciativas, se han desarrollado un centenar, de ellas un 60 % participadas por la UMH.

En total –señalan desde la UMHcontamos con 45 empresas activas y participadas por la UMH entre spin-offs universitarias (24) y start-ups (21).

Estas empresas se pueden acoger a nuestro Servicio de Orientación y Crecimiento Empresarial (Soce) donde les damos apoyo en la gestión, estrategia y en la búsqueda de financiación pública y privada”.

 Con 360.000 euros de presupuesto anual, la UMH destina un destacado conjunto de recursos a potenciar las start-ups que se reparten entre app, iniciativas biomédicas, agroalimentación, servicios, ingenierías o relacionados con la moda.

UMH colabora con otras entidades, como la EOI o los CEEI. Además, desarrolla junto con el Ayuntamiento de Elche un campus tecnológico.

Especial relevancia tiene en el ecosistema emprendedor alicantino EOI Mediterráneo, que extiende sus espacios de coworking en Elche, Benissa, Orihuela y Alicante.

2017-junio-emprendedores-EOI

EOI lanza convocatorias escalonadas y, hasta el momento, en sus cuatro sedes, ha tutelado un centenar de proyectos empresariales. Proyectos que se relacionan con el  tejido industrial de la zona: calzado, agroalimentario, informática…

Cada convocatoria tiene un presupuesto que oscila entre los 100.000 y 200.000 euros y, aproximadamente, el 50 % de las iniciativas prosiguen una vez acabado el periodo de tutela. El programa cuenta con varios éxitos, como los vinos de moscatel o la ginebra Maverick. E0I Mediterráneo colabora con otras entidades en Elche y Alicante.

La UPV, por su parte, puso en marcha su aceleradora en 2012, con algunos notables éxitos entre los proyectos impulsados: Beroomers, Wildframe Media y Closca.

StartUPV ha sido reconocida como un caso de buenas prácticas por la Comisión Europea y, en el ámbito interno, el Consejo Social premió esta iniciativa por la innovación en la gestión en el año 2016.

Algo más de 80 empresas se han puesto en marcha en este periodo, con una facturación conjunta que supera los seis millones de euros. Suman más de 350 empleados, reclutados mayoritariamente entre alumnos de la UPV, y han conseguido más de 2,6 millones de financiación pública o privada.

Iniciativas privadas

Lanzadera es la aceleradora privada más conocida y exitosa. Nacida en 2013, Juan Roig quiso proporcionar medios a los emprendedores para evitar los errores más comunes. Cuatro año después, el programa cuenta con más de 70 empresas en marcha.

Lanzadera se ha multiplicado en diferentes formatos para adaptarse a las distintas necesidades de tutelaje y mentorización. Este año concluirá con unas 90 iniciativas dentro de los diferentes formatos del programa.

Más que la idea, Lanzadera apoya a “las personas que están detrás y al empuje y capacidad que tienen para cumplir los objetivos que se han marcado”, indican desde la organización. Bajo esta visión, la temáticas de los proyectos son muy variadas y en distintos grados de maduración.

Además de proyectos tecnológicos, hay un grupo importante de iniciativas de producción y servicios. Algunas de ellas han sido reconocidas como grandes ideas. Es el caso de Waynabox o eKuore. La primera una plataforma de viajes sorpresa, que ya ha facturado cinco millones, y la segunda, creadora de un fonendo inalámbrico. O Vivood, el primer hotel paisaje de España.

2017-junio-emprendedores-marinadeempresas

Aceleradoras temáticas

Otras aceleradoras se focalizan hacia un sector en concreto. Es el caso de Climate-Kic, un programa europeo que en España ha impulsado unos 60 proyectos desde 2014. Climate-Kic se centra en acelerar emprendimiento relacionado con la eficiencia energética, la gestión de residuos o la sostenibilidad en la edificación y la industria.

Mientras en Europa ha dado cobertura a más de 170 iniciativas que han recaudado 189 millones de inversión externa, en España han sido unas 70 start-up las aceleradas.

Con un presupuesto para el sur de Europa cercano a los dos millones de euros, los proyectos surgidos en Valencia más relevantes son Navlandis, con su contenedor plegable; los aerogeneradores Aerox, el casco plegable Closca, o Microbiotech que implanta soluciones industriales para reducir la huella de carbono.

Innsomnia Fintech, la aceleradora impulsada por Bankia para el desarrollo de fintech, echó a andar en noviembre del pasado año y ya acumula dos convocatorias, una de ellas internacional. El objetivo es que el producto que salga sea susceptible de crear valor a Bankia.

Además, Innsomnia ha puesto en marcha otras iniciativas para ayudar a las empresas tradicionales a realizar el tránsito hacia la digitalización.

El programa colabora activamente con otros organismos para potenciar el ecosistema emprendedor valenciano.

Los últimos en llegar al ruedo emprendedor son Sic Parvis Magna, la iniciativa centrada en la gestión del ciclo integral del agua de Global Omnium que se caracteriza por una primera fase de intraemprendimiento entre los empleados de la compañía.

Sic Parvis Magna quiere combinar la tecnología de las start-ups con el know how de Global Omnium con el objetivo de crear nuevos productos y servicios.

Y por llegar…

Está por aterrizar TractionLab, la incubadora de Florida Universitària que se instalará en ValenciaLab. Un programa de formación y mentoring de seis meses de duración en el que cinco equipos seleccionados trabajarán para poner en marcha sus proyectos emprendedores de negocio.

Los promotores de la futura incubadora se plantean abrir la candidatura a partir de 2018, con el fin de que cualquier equipo externo con una idea de negocio que cumpla con los requisitos de TractionLab pueda ser seleccionada en la convocatoria.

TractionLab es la consecuencia natural de la experiencia Leinn, en el que a través de una metodología totalmente práctica, los estudiantes dan de alta una empresa real desde el primer día de curso, realizando proyectos emprendedores reales.

Este grado lleva tres años en funcionamiento y ya se han creado tres empresas, gestionadas por estudiantes.     

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter