Los valores del cooperativismo están más vigentes que nunca

2017-junio-lideres-coop-1

Mesa de debate sobre 40 años de movimiento cooperativo

El pasado mes de junio, Florida Grup Educatiu y Caixa Popular celebraron su 40 aniversario. Consum y Anecoop, los otros dos gigantes del cooperativismo valenciano, celebraron su aniversario meses antes. La década de los 70 del siglo pasado alumbró las cooperativas valencianas de mayor éxito y proyección. Este es el resumen de la mesa de reflexión mantenida con Enric Luján, director general de Florida Grup Educatiu; Rosendo Ortí, director general de Caixa Popular; Fco. Javier Quiles, director de Relaciones Externas de Consum; José Balaguer, director de Relaciones Institucionales de Anecoop; y Emili Villaescusa, presidente de la Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana (Concoval). El cooperativismo tiene discurso y recorrido. 

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

E3El modelo empresarial cooperativo, ¿tiene sentido en el mundo actual?

– Fco. Javier Quiles (Consum). Creo que todos los que estamos en esta mesa coincidiremos en que el modelo cooperativo, aunque nació en el s. XIX, no es decimonónico, es muy actual ya que ha sabido evolucionar a lo largo del tiempo, adaptándose a las necesidades de los socios. 

En segundo lugar, entiendo que no es correcto plantear una disyuntiva entre el modelo cooperativo y el mercantil, porque no estamos hablando de dos opciones antagónicas, sino de diferentes modelos societarios. Es más, entiendo que la cooperativa tendrá éxito si se gestiona como una empresa al uso, pero reparte como una cooperativa.

Me parece obvio que una cooperativa en el s. XXI no puede funcionar como en los orígenes del cooperativismo (s. XIX) según un modelo asambleario. Una cooperativa de tres personas puede y debe tener régimen asambleario pero, conforme esta va creciendo y abarcando una mayor área geográfica y masa social, es imposible gestionarla con un modelo asambleario.

El modelo cooperativo está totalmente vigente porque sabe adaptarse a todas y cada una de las necesidades que la sociedad requiere en cada momento. Por ejemplo, es el modelo más adecuado para gestionar una crisis económica. De hecho, las cooperativas salen antes de la crisis, porque el modelo hace que los socios pongan en común su esfuerzo para que estas vaya hacia adelante.

Todo el sentido del mundo

– Rosendo Ortí (Caixa Popular). El hecho de que estemos representadas en la mesa cuatro cooperativas de éxito (por su durabilidad y lo que aportan al mercado), contesta por si solo a la pregunta: las cooperativas tienen todo el sentido del mundo aquí y ahora. La clave no está en el modelo en sí mismo, porque hay algunas que funcionan y otras que mueren, al igual que ocurre con el modelo mercantilista. La clave está en cómo se aplican los modelos mediante la gestión de personas.

Comparto lo que ha dicho Javier: el modelo cooperativista tiene valores que propician que las empresas que los gestionan bien funcionen mejor. Y en este sentido un aspecto fundamental es la propiedad y que esta esté repartida entre los trabajadores es la fortaleza más grande del cooperativismo.

Las empresas cooperativas que estamos aquí lo tenemos claro: nuestro modelo de gestión se basa en los valores y tenemos como referentes los del cooperativismo de trabajo asociado, que aplicamos desde el punto de vista de la gestión, porque pensamos que así la cooperativa es más eficaz. Lo que a mí me enamoró del proyecto de Caixa Popular fue, precisamente, su condición de cooperativa, el compartir la riqueza, el implicarse en el trabajo.

Por otra parte, el modelo cooperativo da mucho juego en materia de gestión de personas y no debe olvidarse que las empresas son recursos, pero también son personas y son ellas las que tiran de las empresas.

Emili Villaescusa (Concoval)

Emili Villaescusa (Concoval)

– Emili Villaescusa (Concoval). Coincido con todo lo que se ha dicho hasta ahora, pero me gustaría introducir una perspectiva nueva: ¿por qué las cooperativas nacidas en la década de los 70 en la Comunidad Valenciana son hoy las más grandes y mejor situadas? Fueron años convulsos económicamente, años de transición, de dudas e incertidumbres. El canalizar las inquietudes que en aquel momento se tenían hacia la actividad económica, haciéndo esto compatible con el objetivo de generar una mejor distribución de la riqueza, dio lugar a la creación de cooperativas de trabajo exitosas.

Pues bien, aunque la historia nunca se repite (a lo sumo se parodia), hoy estamos en un momento muy parecido a aquel y todo parece indicar que en la crisis nos movemos bien.En estos periodos es cuando mejor se perciben nuestros valores, valores que tienen que ver con el territorio, con las personas, con el interés de la comunidad. Ahora bien, ¿por qué tras esa década de los 70 no hemos conseguido crear grandes cooperativas que hagan de empresas tractoras? Queda la pregunta en el aire.

Por otra parte, no pretendemos una economía con exclusividad, pero sí formar parte de la sociedad y eso lo estamos consiguiendo. Todo lo que concierne a la llamada economía del bien común está relacionado con nuestros valores. Cada vez que se habla de nueva economía aparecemos las cooperativas, formamos parte de ella, aún situando nuestros orígenes en el s. XIX.

Somos otra forma de hacer economía, donde la propiedad es colectiva y es muy importante pero también lo es la toma de decisiones y la distribución de la riqueza. Todo ello lo hacemos con el interés de generar otro tipo de mundo: más habitable y sostenible. Los valores están en auge y debemos continuar por esta línea. En suma, la vigencia del cooperativismo es absoluta.

Líderes con valores

– Rosendo Ortí (Caixa Popular). Con relación a la pregunta que plantea Emili (¿por qué las mayores cooperativas nacieron en los 70?) creo que la clave está en los liderazgos. En ese momento surgieron unos líderes con valores y creencias personales, que les hicieron abordar todos esos aspectos con una generosidad brutal y dedicaron ese liderazgo a la creación de unas cooperativas que han tenido unos frutos magníficos. En Europa se quejan de que ya no tenemos figuras como Adenauer, Schuman o Monnet, pero es que ahora es complicado encontrar personas que sean capaces de ver la colectividad por encima de la individualidad. Esto no quiere decir que ahora no haya líderes, que los hay, pero son diferentes. Debemos estar agradecidos a esos líderes que en los 70 tuvieron esa visión y dedicaron su vida a estos proyectos.

Enric Luján (Florida Grup Educatiu)

Enric Luján (Florida Grup Educatiu)

– Enric Luján (Florida Grup Educatiu). Una de las cualidades que hemos tenido las cooperativas que estamos aquí representadas, ha sido la de anticiparnos a los cambios, un hecho que nos ha permitido cumplir los objetivos y conseguir beneficios con los que generar nuevos puestos de trabajo y mantener los salarios. Por otra parte, y sumándome a lo señalado por Emili y Rosendo, en el origen del movimiento, además de líderes había una voluntad de cambiar un modelo de sociedad que había perdurado 40 años y que no nos gustaba. Los referentes del cooperativismo coincidieron con otros líderes sociales en la necesidad de generar una economía que no fuera única y exclusivamente especulativa. Analizaron el modelo cooperativo de Mondragón, que estaba funcionando, y decidieron ponerlo en marcha en la Comunidad Valenciana.

A partir de ese nacimiento, nuestras cooperativas han sabido adaptarse para seguir vivas en el mercado y hemos conseguido generar puestos de trabajo en momentos en los que muchas empresas han cerrado durante esta última crisis. Tenemos un modelo de empresa bien organizado y la capacidad de atender a las personas como no lo hacen otras empresas. 

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Noticias relacionadas

Un Comentario

  1. Vicente Pla Belda
    Sep 17, 2018 @ 10:54:47

    He vivido el cooperativismo toda la vida he convivido el nacimiento de Consum y caixa popular,la florida, he participado en los cursos de dirección participativa en Torrente, peregrinamos en Mondragon, intentamos aprender las experiencias de los vascos, para mejorar nuestras cooperativas, nuestras empresas, ahora falta un poco voluntad de compartir los nuevos proyectos de esta sociedad joven, el mundo cooperativo funciona por necesidad de las personas, siempre estará presente.

    Reply

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra newsletter