La plataforma valenciana Freshdeal dinamiza el sector agroalimentario a escala global

Ya no es ningún secreto que la revolución 4.0 tiene un amplio radio de acción del máximo interés en los sectores productivos tradicionales. Es el caso de la la plataforma valenciana Freshdeal, un marketplace de frutas y verduras que, en menos de un año de existencia, ha logrado que 2.300 empresas la utilicen para transacciones online, lo que se traduce en la generación de un volumen de negocio anual de 50 millones de euros.

José Manuel Donate y Luis Galdón.

José Manuel Donate y Luis Galdón.

José Manuel Donate, CEO de la plataforma, y Luis Galdón, del área de Desarrollo de Negocio, observaron que “en las RR.SS. se vendía de todo, y desordenademente: no se podía comprobar realmente con quién se intermediaba, y mucho menos si se iba a pagar por la venta”. Este último problema también afecta a las transacciones comerciales agrícolas en la actualidad: “Cuando se vende a países que no son los habituales, como Alemania o Italia, se paga un 100% por adelantado y no se puede asegurar cuándo ni en qué estado va a llegar la mercancía. Es un sector muy complicado, y también disgregado”.

Por tanto, la verificación de los agentes que entran en Freshdeal -mayoristas, distribuidores, almacenistas, pequeños y grandes productores- cuentan con esa primera ventaja de la seguridad total de la transacción que ofrece la plataforma. “Ofrecemos atención personalizada, garantizamos la transparencia total en las comunicaciones e incluso nos ocupamos de la reputación online de las firmas”, ha anunciado Donate.

Freshdeal ha habilitado su plataforma para que se pueda llevar a cabo la gestión integral de las transacciones, con presencia ya en 120 países, sin interferir en los precios de las mercancías. Los interesados disponen de comunicación directa mediante chats y correos electrónicos para llegar a acuerdos y, además del servicio en web, de una app móvil con la que poder subir a la plataforma las fotos de la mercancía in situ. Los interesados sólo tienen que ponerse en contacto entre ellos y negociar.

Galdón ha subrayado la multifuncionlidad de la plataforma “que  facilita el canal de venta en el sector, a la vez que lo dinamiza. Se negocia en tiempo real, se reducen costes en intermediaciones y se minimizan las mermas”Donate añade que “la operación se puede realizar en dos minutos. Así, pretendemos optimizar el tiempo de las transacciones con los beneficios que aportan las TICs: comodidad, agilidad, seguridad, facilidad de pago, y sin restricciones de horarios”.  Además la plataforma, también dispone de la capacidad de detectar las necesidades de sus partners y ponerles en contacto automáticamente.

“Es muy importante recalcar que nuestra intermediación no influye en el precio final del producto” , ha insistido Donate“Nuestros ingresos proceden de una relación de membresía con nuestros con nuestros partners, que abonan una pequeña tasa por estar en la plataforma, asociada a los servicios que desean recibir. Es una de las grandes diferencias entre Freshdeal y otras soluciones similares”.

A finales de 2016 se integraron con una plataforma B2B -comercio en red- establecida en Nueva York, lo que les permite acceder al mercado norteamericano, canadiense, y latinoamericano. También en Nueva York dispone de oficina propia, así como en Dubai y en la ciudad alemana de Tauberbischofsheim, en el noreste de Baden-Württembreg. Las previsiones son lograr 15.000 usuarios y unas ventas de 1,8 millones de euros en 2019 y, a partir de ahí, iniciar un crecimiento exponencial. “Nuestra intención es crecer de forma orgánica. Ahora mismo estamos poniendo unas sólidas bases que nos permitan afrontar el futuro con una cartera de clientes fieles que aprecian el valor añadido que les aporta la plataforma”, concluye José Manuel Donate.

 

Suscríbete a nuestra newsletter