La información económica de los líderes

Aiju refuerza su oferta de tecnología de impresión 3D en plástico y metal

Nadie duda ya de la diversidad de campos de aplicación que ofrecen las tecnologías de impresión 3D, cuyo mercado se amplía constantemente con una vasta oferta de fabricantes y, sobre todo, de materiales con mayores prestaciones. Por este motivo, el uso hace dos décadas de estas tecnologías para la obtención únicamente de prototipos durante el desarrollo de un nuevo producto, ha evolucionado a un sinfín de aplicaciones, ya sean industriales o no, que pueden ayudarnos a optimizar diseños, acortar plazos de desarrollo, fabricar artículos totalmente personalizados e incluso llegar a descubrir nichos de mercado de sectores muy dispares.

En torno a esta dinámica, Aiju como centro tecnológico, apuesta desde hace años por disponer de una selección de tecnologías de fabricación aditiva que permitan a las empresas mejorar sus procesos de desarrollo. Entre ellas, destacamos la tecnología de Impresión PolyJet, con varios equipos de última generación que ofrecen una fidelidad dimensional de resultados muy elevado. Así mismo, permite la fabricación en diferentes resinas que aportan diferentes características mecánicas, materiales rígidos, flexibles, con transparencia e incluso con color… ¡O todo ello a la vez!2017-mayo-REDIT-AIJU-1

Entre otras aplicaciones de esta tecnología, se está trabajando en el desarrollo de moldes de inyección para preseries, de tal manera que se puedan obtener piezas plásticas fabricadas con el mismo proceso industrial de inyección, lógicamente, para una poca cantidad de piezas pero con un plazo de realización e inversión mucho menor.

Otra tecnología de impresión 3D por la que ha apostado Aiju recientemente es la Fusión selectiva por Láser (SLM), que nos permite la impresión 3D en materiales metálicos. Entre la amplia variedad existente disponemos de acero inoxidable o aleación de aluminio, que permite su aplicación directa en piezas, utillaje o postizos para moldes de inyección de producción.

La aparición de herramientas informáticas cada vez más específicas para este tipo de procesos de fabricación, permite a los diseñadores mayor libertad de ideas, optimizar los diseños de un modo más rápido y, en definitiva, el contar con estas tecnologías de impresión 3D como una herramienta más en la industria, ya sea como proceso de fabricación intermedio o bien como un proceso más para la obtención de piezas. Todo dependerá de cuál sea nuestra necesidad de mercado.

Suscríbete a nuestra newsletter