El PAI Parque Central liberará 135.000 metros cuadrados de suelo destinado a vivienda

El PAI Parque Central liberará 135.000 metros cuadrados de suelo lucrativo destinado a vivienda libre lo que supone una gran oportunidad para los operadores inmobiliarios que accederán a estos terrenos próximamente. Será en las próximas semanas cuando se configure la estrategia de venta de estos solares con la intención de vender cuanto antes.

Juan Grima, Sergio Fernández y José Salvador Martínez.

Juan Grima, Sergio Fernández y José Salvador Martínez Císcar.

Así se puso de manifiesto durante la reunión de expertos celebrada en Cuatrecasas para analizar el estado de las obras del PAI Parque Central y las operaciones inmobiliarias que podrá generar esta actuación.

La reunión estuvo presidida por José Salvador Martínez Císcar, director general de la mercantil pública urbanizadora del PAI, la sociedad Valencia Parque Central Alta Velocidad 2003 S.A, el socio director de la oficina de Cuatrecasas en Valencia Juan Grima y el consejero del área de derecho público y especialista en urbanismo de la firma, Sergio Fernández.

Martínez Císcar desgranó el estado actual del PAI destacando en su exposición los principales aspectos de la Fase 1A del PAI Parque Central y el correspondiente proyecto de reparcelación que será aprobado en breve.

Dicho proyecto proporcionará 135.299,42 m2t de edificabilidad. El total de esa superficie será para residencial libre y bajos comerciales, en 24 solares distribuidos en cinco parcelas. La edificabilidad por solares oscila entre los 1.666 y 16.853 m2t.

Respecto a la previsión de plazos de urbanización de la Fase 1 A, señaló que la zona del parque y su perímetro, la denominada Russafa-Malilla, estará finalizada en el primer trimestre de 2018. Para entonces calcula que podrían comenzar las obras de la zona norte, enfrente de la Estación Joaquín Sorolla y parcela Maestro Sosa-San Vicente con una duración estimada de menos de un año.

Sobre la venta de los solares titularidad de la sociedad Valencia Parque Central, ha explicado, -al tratarse de bienes patrimoniales de una sociedad mercantil de capital íntegramente público¬-, que el procedimiento seguirá las reglas previstas en la Ley del Patrimonio de las Administraciones públicas. Es decir, habrá una oferta pública de venta con precio mínimo y licitación al alza.

Una vez se apruebe el proyecto de reparcelación, los administradores de la Sociedad estudiarán en las próximas semanas el conjunto de decisiones que configuran la estrategia de venta de sus solares con la intención de vender lo antes posible.

Martínez Ciscar considera que de los resultados que se obtengan de este proceso de venta dependerá el ánimo con el que las instituciones públicas que promueven la actuación (Grupo Fomento, Ayuntamiento de Valencia y Generalitat) encaren la próxima fase ferroviaria y su correspondiente urbanística.

Finalmente y en este sentido se ha referido al reciente acuerdo del Consejo de Administración de la Sociedad sobre la estrategia para ejecutar las obras ferroviarias pendientes (nuevo Canal de Acceso, Estación Central y Túnel Pasante) que permite reconfigurar las dos siguientes fases urbanísticas de la actuación. A la Fase 1B y Fase 2 corresponderá una edificabilidad de 353.958 y 139.883 m2, respectivamente.

Por su parte, Juan Grima hizo hincapié en la relevancia para Valencia de una actuación como el Parque Central, así como en su ambición y dificultad jurídica, técnica y económica al conjugar aspectos tan complejos como el soterramiento de las vías férreas a su llegada a Valencia; la construcción de una nueva estación de ferrocarril subterránea y en superficie en la ubicación de la actual Estación del Norte y la implantación de un gran parque público que unirá dos zonas de Valencia actualmente separadas por las vías del ferrocarril. Un parque, recordó, diseñado por una de las arquitectas paisajistas más reconocidas del mundo, la norteamericana Kathryn Gustafson.

Finalmente, el consejero del área de derecho público y especialista en urbanismo de la oficina de Cuatrecasas en Valencia, Sergio Fernández, expuso la necesidad para constructores, promotores, consultores, entidades financieras, etc. de que las actuaciones inmobiliarias cuenten con seguridad jurídica que permita generar el confort suficiente para llevar a cabo las correspondientes inversiones y obtener el legítimo retorno por ellas.

En este sentido, indicó que, tanto el planeamiento de la actuación como el propio PAI del Parque Central, han pasado con éxito el filtro de los tribunales de justicia frente a los pocos recursos que se han presentado en su contra, lo cual es un indicio claro de confianza para todos los operadores inmobiliarios que estén interesados en la actuación.

Suscríbete a nuestra newsletter