La información económica de los líderes

Goiko-Grill abre sucursal en Alicante

Goiko Grill, la conocida hamburguesería gourmet nacida en Madrid y con presencia en varias ciudades de España, ha elegido la ciudad de Alicante para continuar con su expansión. Será en el número 5 de la calle Pablo Iglesias, muy cerca del Mercado Central, donde el equipo aplicará la misma receta que ensayan con éxito desde hace cuatro años, cuando abrieron el primero de sus locales en la capital de España. 

Andoni Goikoechea en el nuevo local de Alicante

Andoni Goikoechea en el nuevo local de Alicante

Según sus responsables, “la importancia de la ciudad y su área de influencia, su atractivo turístico y una oferta de ocio y gastronomía que cada vez congrega a más visitantes nacionales e internacionales están detrás de esta nueva apuesta”.  La empresa considera la provincia de Alicante como área con un gran potencial para proyectos futuros.

Además, Goiko Grill llega a Alicante con una novedad, una hamburguesa exclusiva en su carta: La Sabrosona, “una hamburguesa con una bomba de queso brie empanado, mojo verde, jamón serrano, berros y mayo mojo en el pan”. De esta forma, el local cumple con la costumbre de ofrecer una creación única en cada local diseñada por su ‘staff’. 

De la medicina a los fogones  

La historia Goiko Grill surge en plena crisis económica española. Andoni Goicoechea es un joven venezolano de ascendencia vasca que llegó a Madrid para ejercer como médico interno residente de geriatría en el Hospital de La Paz. 

El primer Goiko Grill nace después de que cerrase el sitio donde Goicoechea quedaba a tomar cervezas con un amigo al salir del trabajo. “Pedí un poco de dinero prestado. Junto a mi padre y mi hermana diseñamos la primera carta del restaurante. Planteamos hacer una hamburguesería gourmet, con la máxima calidad, como si fuera en tu casa. Así surgió Goiko Grill”, explica. 

Reconoce que los seis primeros meses fueron muy duros, mucho ensayo y error, “al principio no entraba ni Dios”, y todo el proceso de apertura y comienzo tuvo que compatibilizarlo con las guardias en el hospital, llegando a dormir en el parking situado junto al local o visitándolo durante los descansos para comprobar que todo estaba en orden. “Era un ritmo demencial”, confiesa Goicoechea.

En un momento dado, tuvo que elegir entre dejar su proyecto como hostelero o renunciar a la carrera de medicina. Finalmente eligió la segunda opción para centrarse en las parrillas de Goiko, donde volcó todos sus esfuerzos e ilusión para alcanzar su sueño: cocinar las mejores y más perfectas hamburguesas y hacer crecer a Goiko Grill.

 Sin franquicias

 “Calidad, eficiencia y buen rollo” es el lema que identifica a esta empresa familiar. Andoni Goicoechea explica que el éxito de Goiko se debe al producto, “excepcional, natural, fresco y sin conservantes”. Las hamburguesas se hacen con “carne de vaca española, muy roja, fresca, picada a diario por nuestro carnicero, con la sazón de Goiko Grill y cocinadas al punto preferido de cada cliente”, explica el propietario. “No hemos bajado la calidad en cuatro años, nunca lo haremos”, asegura Goicoechea. “La experiencia Goiko es algo que no podemos negociar. Si le rebajamos 10 céntimos al proveedor, él nos dará 10 céntimos menos de calidad. Somos tan buenos como la última hamburguesa que sale de la parrilla”, asegura. 

Goiko Grill no franquicia sus restaurantes. “Recibimos alrededor de 80 propuestas de negocio al mes para ser franquicias, y aunque suene tentador, las descartamos sistemáticamente”, explica su fundador, “somos una familia que compartimos unos valores, una ilusión y un sueño. Es muy difícil franquiciar la familia, tenemos nuestros métodos, nuestra particular forma de hacer cosas, y es hacerlas bien. Para llegar a este punto, hemos contado con nuestros más allegados y así nos queremos mantener”, concluye. 

 

Suscríbete a nuestra newsletter