La AELR anima a la Administración a financiar mediante leasing las inversiones públicas

La confianza del empresariado español sobre la evolución de la economía parece ser buena, según muestra la mejora de la financiación a través del leasing y el renting, según puso de manifiesto hoy la Asociación Española de Leasing y Renting. El presidente de la AELR, José Coronel de Palma, avanzó que la inversión en estas dos fórmulas de financiación el pasado año alcanzaron los 8.209 millones, lo que supone un crecimiento del 5,9%. Por su parte, la Comunidad Valenciana invirtió el pasado año mediante leasing o renting un total de 623 millones de euros, con un crecimiento anual que roza el 30%.

El crecimiento muy por encima de la media de la Comunidad Valenciana se justifica por una mayor confianza empresarial, sobre todo en el sector turístico y en las industrias exportadoras. La participación de la autonomía en el total nacional es del 7,6%, un porcentaje que refleja un amplio margen de crecimiento. Madrid y Cataluña son las autonomías que lideran el ranking regional.

Manuel García, secretario general de la AELR, y José Coronel de Palma, presidente

Manuel García, secretario general de la AELR, y José Coronel de Palma, presidente

Este crecimiento, aclaró el secretario general de la entidad, Manuel García Fernández, hubiera sido mayor si no se hubiera producido una ralentización en el último trimestre del año, cuando se redujeron las inversiones a causa de la incertidumbre política.

En los dos primeros meses del año, sin embargo, se ha vuelto a recuperar el buen pulso inversor, pero todavía quedan lejos los 21.514 millones que se firmaron en 2007 y que se desplomaron un 35% hasta los 13.900 millones al año siguiente. La cifra más baja se alcanzó en 2013, donde el suelo se situó en los 3.941 millones de euros, un 18% de la cantidad total negociada en vísperas de la crisis.

En cuanto al renting, el crecimiento se sitúa en el 12%, con un crecimiento similar en automoción y equipamientos.

Termómetro de la confianza empresarial

“Pymes y autónomos -manifestó Coronel de Palmaconfían en la fortaleza de la evolución económica y cada vez entienden mejor las ventajas de este medio de financiación, ideal para mejorar la eficiencia de las inversiones”.

Un sistema especialmente indicado para la inversión a largo plazo, en bienes de equipo y maquinaria, y que conlleva innegables ventajas, como es el pago aplazado del bien adquirido, pero al mismo tiempo el pago fraccionado del IVA. 

El sector de automoción alcanzó un crecimiento del 9,1% en leasing, alcanzando los 2.993 millones de euros. Las mayores inversiones fueron a parar a las flotas de camiones (946 millones de euros), seguido de turismos (936 millones). 

En cuanto a maquinaria industrial, la inversión llegó  a los 1.090 millones, lo que supone un crecimiento del 16% respecto al pasado año. Esto se traduce en una mayor confianza del empresariado en la evolución de la economía, ya que se decide a realizar fuertes inversiones en maquinaria de producción. 

Amplio margen de crecimiento

El leasing es, en palabras de Coronel de Palma,la fuente predilecta de las pymes para abordar las inversiones empresariales. Pero queda todavía mucho por hacer para divulgar las ventajas comerciales y fiscales que conlleva. Hay que recordar que sólo el 30% de las inversiones se realizan a través del arrendamiento financiero, cuando en Alemania, por ejemplo, significa el 90%”.

Los representantes de la AELR animaron a las administraciones públicas a recurrir al leasing para financiar grandes inversiones, como los equipamientos médicos o el material móvil de ferrocarriles. Ya se financian así las flotas de policía o de bomberos, lo que supone reducir la tensión en las arcas públicas. En este sentido, Coronel de Palma añadió que en la mayoría de países de la UE es obligado financiar el 100% de este tipo de inversiones públicas mediante leasing o renting.

La Asociación Española de Leasing y Renting cuenta en la actualidad con 57 miembros, entre ellos las sociedades creadas por las entidades bancarias para prestar este tipo de servicios. “Los bancos -aclaró Manuel Garcíase decantan más por el crédito a corto, a financiar tesorería. Para la financiación a largo plazo, como es la compra de maquinaria, tienen sus propias sociedades de leasing. Otro tanto se puede decir de los grandes fabricantes de coches, que van evolucionando hacia el renting, poniendo el foco en el uso más que en bien, e incluyen en el contrato servicios como los seguros, el mantenimiento o la reposición”.

Suscríbete a nuestra newsletter