Fevecta se plantea crear anualmente más de 200 cooperativas que generarán 800 puestos de trabajo

El presidente y la directora de Fevecta, Emilio Sampedro y Paloma Tarazona informaron del programa Objetivo 199+, un programa financiado con 120.000 euros al 50% entre el Fondo Social Europeo y la Consellería de Economía Sostenible, cuyo objetivo es superar las 200 cooperativas de nueva creación y generar en torno a 800 nuevos empleos. Los fondos se destinarán fundamentalmente a promover el conocimiento sobre el cooperativismo e implicar a profesionales, técnicos y organizaciones: desde agencias de desarrollo local a cámaras de comercio, pasando por asesores laborales o empresariales.

Paloma Tarazona y Emilio Sampedro

Paloma Tarazona y Emilio Sampedro

“Tenemos que llegar a más gente, que conozca esta fórmula societaria, más allá de las sociedades limitadas o anónimas”, recalcó Sampedro. Por ello se destinará la mayor parte de la financiación a identificar recursos y seleccionar perfiles, así como  a sistematizar procedimientos y ponerlos a disposición de esa red de colaboradores en el fomento del cooperativismo. El proyecto de Fevecta, el único valenciano seleccionado en el marco de Creación de Empresas de Economía Social, generará el entorno adecuado para que mediante la sensibilización y la capacitación, se acompañe la transformación de e presas de capital en empresas de economía social.

Niveles anteriores a la crisis

La Federación Valenciana de Cooperativas de Trabajo Asociado, Fevecta, ha vuelto a niveles precrisis en creación de cooperativas, según se desprende de los datos que esta mañana ha presentado su presidente, Emilio Sampedro. En 2016 se crearon 147 cooperativas que supusieron 649 empleos. Aproximadamente la mitad, 69, se crearon a través del Servicio de Atención a Emprendedores de la propia Fevecta, con 193 empleos.

Una buena cifra, en opinión de Sampedro, teniendo en cuenta que el pasado año las ayudas de la Generalitat a la creación de cooperativas se publicaron en noviembre. Ayudas, sin embargo, más cuantiosas que en años anteriores y que provocaron un alud de solicitudes. En 2016 se presupuestaron 2,5 millones y para 2017 están previstos más de tres millones. Una cantidad que contrasta, como señaló Sampedro, con los 14 millones que Cataluña destina a la economía social. El presidente de Fevecta, sin embargo, se mostró comprensivo, ya que “hasta en estos aspectos se deja sentir la infrafinanciación”.

De esta forma, el número de cooperativas de trabajo asociado en la Comunidad Valenciana se eleva a 2.037, lo que se traduce en 21.378 empleos y una facturación anual de 814,8 millones de euros.

Perfil del emprendedor cooperativista: mujer, desempleada, con estudios superiores

Fevecta recibió el pasado año un total de 306 grupos en busca de asesoramiento, de los que 181 pertenecían a Valencia, 66 a Alicante y 59 a Castellón. Es decir, aproximadamente el 22% de los grupos que solicitaron asesoramiento acabaron constituyéndose en cooperativa. El perfil del emprendedor atendido rebela que en un 53% son mujeres, un 58% tiene estudios superiores, el 54% está en desempleo y tiene entre 25 y 45 años el 70%. También destaca que la mujer -teniendo en cuenta la fecha- tiene mayor protagonismo en los órganos de decisión que en otras fórmulas societarias.

En cuanto a las actividades desarrolladas, el 24% son servicios para empresas; 24% relacionadas con la enseñanza; 13% actividades culturales y ocio; 11% industria y 8% hostelería. Con menores porcentajes aparecen actividades relacionadas con el sector primario; sanitarias y cuidado de personas; comercio, servicios inmobiliarios y construcción o artes gráficas y diseño.

Destaca el grado de supervivencia de las cooperativas, que la directora de Fevecta, Paloma Tarazona, situó en el 70% al cuarto año de vida, lo que contrasta con el 55% de índice de mortalidad a los cinco años de empresas constituidas bajo otras fórmulas societarias.

Ley Concursal y transformación cooperativa

Uno de los aspectos en los que Sampedro se detuvo es en la necesidad de reformar la Ley Concursal para permitir la supervivencia de unidades productivas. El presidente de Fevecta señaló que tal y como está ahora la legislación es muy difícil que los trabajadores constituidos en cooperativas se hagan cargo de unidades productivas, ya que la prioridad es el pago de la deuda tributaria y la Seguridad Social. Para Sampedro, una solución sería el pago de la deuda a los trabajadores con los equipos productivos. “Mientras esté así la ley, no se protege el trabajo, aunque fuera rentable mantener la unidad productiva”. 

Sí que se ha producido sucesión en la actividad a través de la constitución de cooperativa en algún caso vinculado a la enseñanza, cuando la propiedad ya no tiene interés en proseguir. Sampedro incluso mencionó los esfuerzos que se hicieron desde Fevecta para dar una salida cooperativa a la extinta RTVV.

Suscríbete a nuestra newsletter