Vida Caixa dobla la captación de ahorro destinado a rentas vitalicias

Archivado en: 

VidaCaixa cerró el ejercicio 2016 con un beneficio neto consolidado de 492,3 millones de euros, un 44,6% más que en 2015. Este crecimiento se debe principalmente al buen comportamiento del segmento individual, tanto de la cartera de ahorro como de la de riesgo, así como de las rentas vitalicias. En términos de resultado recurrente, es decir, excluyendo las operaciones extraordinarias, el crecimiento fue del 29,2%.

Tomás Muniesa

Tomás Muniesa

VidaCaixa se consolida como la mayor compañía de seguros del país y mantiene su liderazgo en planes de pensiones, con una cuota de mercado del 22,9%, según Inverco. También ocupa la primera posición en el ranking de seguros de vida, con un 30,4% del total de primas, con datos de Icea. Durante 2016 comercializó un total de 11.699 millones de euros en primas y aportaciones, lo que supuso un incremento del 28,8%.

Nuestra sociedad cada vez está más concienciada de la necesidad del ahorro a largo plazo y, en VidaCaixa, damos una respuesta eficaz a través del asesoramiento para nuestros clientes, complementado con la mejor oferta de productos y una profunda convicción de que nuestra actividad aporta un gran valor social”, en palabras de Tomás Muniesa, consejero delegado de la entidad. VidaCaixa cerró el año con un 8,2% más de clientes, hasta superar los 4,5 millones.

Planes de pensiones y ahorro a largo plazo

VidaCaixa es la entidad aseguradora que más recursos gestiona en España, con un volumen total de 67.891 millones de euros, un 12,4% más que en 2015. De esta cifra, 25.188,8 millones de euros corresponden a planes de pensiones y EPSV, es decir, un 8,8% más que el año anterior. El resto, 42.701,9 millones de euros, pertenecen a seguros de
vida. Esta cifra se traduce en un aumento del 14,7%, en un sector que creció el 6%, según datos de Icea.

VidaCaixa lidera el ranking de planes de pensiones con una cuota del 22,9% (+1,4%). El patrimonio gestionado creció un 8,8% en relación a 2015, una tasa muy superior a
la del resto de entidades en las primeras posiciones del ranking. El sistema individual fue el que impulsó en mayor medida el liderazgo en planes de pensiones, con 15.715 millones de euros en patrimonio gestionado (16.433,8 incluyendo EPSV), un 13,1% más que en 2015, en un entorno que creció el 3,6%. Estas cifras incluyen el patrimonio de los planes de pensiones de Barclays.

Durante 2016, VidaCaixa comercializó un total de 10.929,8 millones de euros en primas y aportaciones a planes de pensiones y seguros vida-ahorro, un 30,1% más
que el año anterior.

El ahorro sistemático es cada vez más importante entre los clientes de VidaCaixa. Las aportaciones periódicas crecieron un 35% en 2016 y ya son 900.000 los clientes que
apuestan por esta forma de ahorrar, en la que la constancia permite que el esfuerzo sea menor. A cierre del ejercicio, VidaCaixa contó con una cartera de 1.015 millones de
euros en primas y aportaciones periódicas a soluciones de ahorro a largo plazo (PPI, PIAS y SIALP).

Una de las apuestas más firmes de VidaCaixa en el negocio de ahorro se centra en las rentas vitalicias. Tras el lanzamiento en 2015 de una nueva gama de estas soluciones de
disposición del ahorro, se han experimentado crecimientos anuales superiores al 50%, hasta cerrar 2016 con 4.836 millones de euros en primas. De hecho, la nueva gama de
productos supone actualmente más de la mitad de las primas de la entidad.

Primas-riesgo

Las primas vida-riesgo alcanzaron los 769,2 millones de euros al cierre del ejercicio, un 13,3% más que en 2015. Del total, 525,9 millones de euros corresponden al segmento individual, que fue un 15,5% superior, mientras que colectivos creció un 8,8%, hasta los 243,3 millones de euros. En este segmento destacó el comportamiento de las
soluciones para pymes (+31%).

Pago de prestaciones
VidaCaixa pagó un total de 3.811 millones de euros a sus clientes durante 2016. Un total de 1.760 millones de euros se cobraron en formato de renta y 2.051 millones de
euros se abonaron en forma de capital.

Innovación en ahorro y disposición
VidaCaixa presentó varias novedades durante 2016, entre las que destacó CaixaBank Doble Tranquilidad, una solución especialmente pensada para personas cercanas a la
edad de jubilación. Permite agrupar el ahorro acumulado en otros productos para obtener una renta vitalicia cuya cantidad se conoce de antemano.

VidaCaixa está detectando una mayor concienciación social sobre la importancia de ahorrar de cara a la jubilación: solo el año pasado la compañía ganó 280.000 nuevos clientes en ahorro, que además son cinco años más jóvenes que la media de los clientes en cartera (de 50 a 45 años).

La transformación digital es uno de los principales retos de innovación que afronta la compañía, desde la iniciación al ahorro hasta la definición de objetivos para la jubilación
y el seguimiento de los mismos. Hoy, uno de cada cinco menores de 55 años hace sus aportaciones a través de canales digitales, el doble que el año pasado.

La rentabilidad de los planes de pensiones de VidaCaixa se sitúa por encima del mercado gracias a la gestión discrecional de las inversiones. Sin considerar los garantizados, la rentabilidad media de los planes del sistema individual se situó en el 1,85%, frente al 1,57% de la media del mercado.

Suscríbete a nuestra newsletter