La información económica de los líderes

Brexit y finanzas: devaluación, inflación y menos capacidad adquisitiva en Reino Unido

Raúl Mir, director de CaixaBank Banca Privada en la Comunidad Valenciana, tuvo que responder a las cuestiones sobre qué va a pasar tras el brexit con la city londinense y todos los servicios anejos, como asesorías, abogados, etc. Mir fue cauto y recordó que hoy día, con una conexión electrónica, te permite operar desde cualquier parte del mundo.

Reconoció que Frankfurt es la segunda ciudad en número de transacciones con Estados Unidos y además sede del Banco Central Europeo, pero también hay quien es partidario de Dublín o Amsterdam -que también generan un importante número de operaciones-, París –que es sede de ESMA regulador bancario europeo- o Madrid –con un sistema financiero maduro y sede de importantes bancos europeos-, que se postulan para recibir la Autoridad Bancaria Europea y hay que recordar que la UE no es partidaria de acumular organismos supranacionales en el mismo país.

[masinformacion post_ids=”98025,98042,98084,98088,98101,98092″]

Raúl Mir, CaixaBank

Raúl Mir, CaixaBank

Dependiendo de qué tipo de “divorcio” se podrá ir hacia un modelo u otro: de forma que algunos servicios podrían permanecer en la city, incluso en cualquier otra parte del mundo.

En su opinión, el organismo regulador no debe crear desequilibrios entre los diferentes países o ciudades que se postulan para albergar estas sedes bancarias. “La clave es una cierta homogeneidad regulatoria -agregó-, si bien las principales cualidades que debería tener un país son un mercado laboral cualificado, con idiomas; un tipo impositivo sencillo y cuanto menor, más atractivo para los bancos de inversión; infraestructuras adecuadas para dar soporte a esas sedes … en fin, ciudades dinámicas, innovadoras, con transporte público adecuado … Pero la competencia entre las ciudades en acoger estas sedes no puede ir en contra de los intereses del conjunto de la Uníón Europea”

A la pregunta de cómo afecta el brexit a los productos de inversión, Mir admitió que las incertidumbres en los mercados financieros condicionan. “Por un lado -señaló el directivo de CaixaBankestá el impacto en Reino Unido. La depreciación de la libra va a generar un aumento de precios que provocará que los británicos tengan menor capacidad adquisitiva y se ralentizarán las decisiones sobre determinadas inversiones que deberían realizarse en el país y que estén condicionadas al resultado del brexit. Esa paralización de decisiones de inversión sí que pasasá factura al Reino Unido”

En su opinión, Europa no tiene tanto contagio en este sentido y aunque al principio hubo mucha volatilidad en los mercados, ahora el panorama está más calmado. Mir recordó que en estos momentos prácticamente todos los índices se han recuperado, incluso por encima de como estaban en el momento del referéndum. Por último, apuntó que la demanda interna europea es sólida y está mitigando el posible impacto negativo de brexit.

A medio plazo puede afectar a determinadas carteras de inversión tener más o menos riesgo en ciertas zonas geográficas, pero “hoy por hoy, la distribución de activos de clientes de banca privada está tan diversificada y se gestionan de una forma diferente para que se minimice al máximo cualquier impacto negativo”, concluyó.

Suscríbete a nuestra newsletter