La información económica de los líderes

Ainia desarrolla dos prototipos experimentales para la inspección en automático de la calidad del vino

Archivado en: 

2017-enero-redit-AINIATras tres años de trabajo, Ainia Centro Tecnológico ha conseguido desarrollar dos prototipos pioneros de visión avanzada y espectroscopia para bodegas, capaces de detectar en tiempo real y sin mermas en la producción, posibles defectos en la calidad del vino embotellado. Ambos prototipos, instalados de manera experimental en la línea de embotellado de la bodega La Rioja Alta y desarrollados en el marco de Bottlescan, suponen una ventaja diferencial para esta bodega y pueden ser aplicables a otros sectores como el de aceites, bebidas refrescantes, cerveza y bebidas espirituosas.

El primero de ellos, consigue detectar los bitartratos y cualquier otro contaminante de tamaño reducido como fragmentos de vidrio o plástico, situados dentro de la botella.

Los bitartratos son pequeños posos o cristales que pueden aparecer en el fondo de las botellas de vino. Surgen debido al “ácido tartárico” de la uva y aunque son evidencia de un buen vino, las bodegas suelen eliminarlos, porque no siempre son aceptados por el consumidor. El prototipo, una vez identifica las botellas limpias emite señales al sistema, que las clasifica de manera automática.

Otro de los principales defectos en vinos de alta calidad es el exceso de oxidación por posibles microfiltraciones en el corcho, que provoca la entrada de oxígeno en la botella. El segundo prototipo diseñado por Ainia puede detectar esos efectos producidos por la oxidación, de modo que la botella oxidada es rechazada en la misma línea de producción.     

Suscríbete a nuestra newsletter