Clara Aguilera: “Hay que hacer atractiva la actividad agraria para los jóvenes”

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), Cristóbal Aguado, expresaba hoy su satisfacción por la visita de la vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo Clara Aguilera. La vicepresidenta asistió acompañada del secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, para impartir una charla informativa en las sede de AVA sobre los modelos de futuro de la política agraria en la UE.

Cristóbal Aguado, Clara Aguilera y Francisco Rodríguez Mulero

Cristóbal Aguado, Clara Aguilera y Francisco Rodríguez Mulero

La vicepresidenta centró su intervención en la defensa de los asuntos que conciernen a la agricultura mediterránea, subrayando la importancia de la presencia de AVA en Bruselas, ya que las decisiones importantes provienen de allí. En ese aspecto, indicó que 2017 supone “un año trascendental para el modelo agrícola más allá de 2020” ya que, en lo que Política Agraria Comunitaria (PAC) se refiere, se está trabajando en la modificación del reglamento que se acordó hace dos años. Para Aguilera, la “reforma sistemática de la política agraria perjudica a la agricultura, necesitada fundamentalmente de estabilidad”. Por tanto, a tres años vista de la nueva reglamentación, se llevará a cabo la valoración y discusión de las nuevas propuestas en el seno de la Comisión.

Anunció que sus esfuerzos irían encaminados al que calificó como “eslabón débil” de la cadena alimentaria: el agricultor o ganadero, por lo que el modelo que se implemente debería incluir un apoyo diferenciado para el profesional de la agricultura, “sin que ello signifique dejar atrás a quienes tengan una renta complementaria procedente de la agricultura”, debido a que en muchas zonas, la suma de esas pequeñas rentas constituyen la renta global; por tanto, es la renta agraria la que mantiene ámbitos rurales que sin ella, se despoblarían.

Asumiendo que las leyes, por sí mismas, no resuelven los complejos problemas del sector, ya que se deben confrontar a las reglas propias del mercado, si un agricultor o cooperativa se sienten protegidos por una ley, su posición negociadora ante una gran cadena será más fuerte, evitando al menos los abusos. “Si no hacemos atractiva la actividad agraria, y eso significa que gracias a ella se acceda a una renta adecuada y digna, no se van a incorporar jóvenes; no lo harán sólo por ayudas puntuales. La sociedad debe ser consciente de que la agricultura es una actividad con la que poder vivir dignamente. Entonces habrán jóvenes que pensarán en ser agricultores”.

La vicepresidenta aseguró que, actualmente, la media de edad de los agricultores es de 62 años. “En diez años, puede no quedar nadie: nos jugamos mucho”.

 

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter