La Industria 4.0 transforma el modelo de negocio

2017-enero-mesa-Stratic-grupo-03

II Panel de Expertos organizado por Stratic Economía 3: “Factores clave de la Industria 4.0: Presente y futuro de la hiperconectividad”

Gabriel Sotoca: La situación descrita por Francisco nos va hacer cambiar nuestra filosofía de empresa y los servicios que ofrecemos. En este sentido, quería que reflexionáramos sobre cómo están evolucionando los modelos de negocio hoy en día teniendo en cuenta que hay empresas que están triunfando como Instagram, que no fabrica cámaras de fotos; Facebook, que no elabora contenidos; o Uber, que no tiene coches…  y que no fabrican nada.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

Además, me gustaría que recapacitáramos sobre cómo tenemos que abordar los proyectos de la industria 4.0 cada uno en su entorno y sector.

2017-enero-mesa-stratic-Miguel Ángel Royo

Miguel Ángel Royo (Grupo Gimeno)

Miguel Ángel Royo: Tal y como decía el presidente de Gardner: “En el mundo del IoT (Internet de las cosas), el 50 % del negocio lo harán empresas creadas con menos de tres años”. Además, en lo que concierne a tecnología, es la cresta de la ola en innovación, sobre todo porque hay muchas capas y líneas donde hay mucho juego.

 

También soy CEO de Iotsens, una start-up que hemos generado en el departamento que dirijo en Grupo Gimeno para la parte de industria y para la de smart city pero con la idea de ir a dos velocidades: Grupo Gimeno irá adquiriendo beneficios de ese Know-how que genere Iotsens, pero fuera del grupo debemos ir a otra velocidad.

Fernando Saludes:  En las empresas de nueva creación, donde su ADN está muy conectado con la actualidad, el reto está en sobrevivir al primer estadio de crecimiento rápido y no morir de éxito. Mientras que para las empresas maduras, el reto radica en no dormirse. Nosotros pusimos en marcha una iniciativa similar. Entendimos que nuestro modelo de negocio tenía un camino por recorrer, pero la velocidad que le queríamos imprimir podía rompernos la estructura tradicional de negocio. Para que florecieran nuevas iniciativas comprendimos que era necesario generar un entorno radicalmente distinto, por lo que decidimos crear una empresa tecnológica, un germen que ha servido para enganchar a todo el grupo y conseguir cambiar la mentalidad y el enfoque de gestión.

José Alamar: La Industria 4.0 nos va a llevar a cambiar el modelo de negocio. Es decir, cuál es mi propuesta de valor ahora mismo y dónde voy a estar de aquí a unos años.

Víctor Núñez: Me alegra que hayan empresas familiares capaces de crear una start-up paralela, tal y como han hecho grandes grupos internacionales. De todas formas, quería subrayar que la dirección de la compañía debe tener claro que las cosas ya no son como antes, los cambios son más rápidos, ahora no hay fronteras… Con lo cual, no hay que volverse locos con la tecnología, uno debe analizar qué le puede ser útil y qué no, teniendo en cuenta que en este país la I+D se concebía como una deducción fiscal, no como algo necesario.

Francisco Auñón: Se trata de algo estructural. En Estados Unidos el fracaso forma parte del proceso y en España, ¿cuántas iniciativas se quedan en un cajón por miedo a no acertar a la primera?

Víctor Núñez: M-Pesa, una aplicación tecnológica que desarrolló Vodafone Inglaterra y que en España se descartó, en un país como Kenia, de gran superficie y con solo 168 sucursales bancarias, se convirtió en un sistema bancario paralelo que mueve el 45 % del PIB del país. Con lo cual, es necesario cultivar la cultura de la innovación ya que es necesaria para crecer, pero esta debe tener unos objetivos, un presupuesto limitado y unos plazos.

Es necesario tener claro que en el mundo actual, la innovación es una necesidad de la empresa, no por lo que te demanden, sino por lo que pueda venir o por la diferencia competitiva que te pueda suponer a ti con respecto a tu competencia.

Miguel Ángel Royo: Cuando pusimos en marcha IotSens, la premisa era que “había que fallar rápido”. Con lo cual, primero es importante premiar la innovación pero fallar rápido. El siguiente paso es que estamos en un mundo global. En España hay muchas empresas de tecnología con muchas ganas y poco lugar donde dejar su semilla para invertir. Iotsens factura el 95-98 % fuera de España, sobre todo en Oriente Próximo, países que buscan, valoran y pagan la tecnología.

Esta situación que se da en España se debe a la situación económica que vivimos. En España, cuando vas a proponer algo primero aparece la desconfianza ante esa nueva innovación y en el extranjero creen en el producto. Con lo cual es una cuestión totalmente cultural.

2017-enero-mesa-straticJosé Alamar

José Alamar (Resultae)

José Alamar: Y en ese entorno que estáis describiendo el talento es clave y encontrar a personas que sean capaces de desarrollar esos productos o servicios tampoco es fácil.

Fernando Saludes: Coincido en que es cultural y que afecta a todos los ámbitos. Por su parte, la Administración sí que está concienciada sobre la necesidad de la innovación pero le falta comprender el modelo innovador. Sabemos que innovar es un proceso complejo y lento, que requiere de constancia, apuesta, autoestima, etc., pero muchas veces nos cuesta ver el valor añadido que incorpora. También hace falta educar al mercado para que valore la innovación que incorporan los productos o servicios que ofrecemos. El consumidor es inteligente pero a menudo los intermediarios priorizan otros intereses.

 

Víctor Núñez: Este país ha sido y es emprendedor. De hecho, el 80 % de su tejido industrial son pymes pero el apoyo que reciben del Gobierno en España no es el mismo que en otros países, como por ejemplo Emiratos Árabes, un país donde tienen claro que la riqueza viene del petróleo y de la energía pero se dieron cuenta de que tenían que evolucionar de la sociedad de la energía a la del conocimiento, decisión que fomenta el Estado y además cuando alguien llega con una proposición innovadora es bien acogida.

Otra cuestión importante que quería destacar está relacionada con nuestro sistema educativo. En España tiene un carácter generalista y de esta luego hay que formar a un especialista. No se puede saber de todo, ni siendo el CEO, este tiene que ejercer de director de orquesta. La innovación necesita conocimiento. En España es imprescindible un pacto de Estado en materia de Educación pero también es indispensable fomentar otros valores, –que no la comodidad–, pero apoyados desde un gobierno profesional.

Gabriel Sotoca: Hay una frase que dice que “Si la sabiduría o el conocimiento te parecen caros, prueba con la ignorancia”. Es decir, si no se quiere invertir en estas cuestiones que comentáis, que son la base para poder llegar a la industria 4.0, quédate ahí y tu verás dónde llegas.

Fernando Saludes: El problema de esto es el coste de oportunidad o el descuelgue que vas teniendo debido a que atendemos antes aspectos más urgentes y nos olvidamos a menudo de temas como las nuevas iniciativas que, como no se aborden en tiempo y forma, serán más difíciles de acometer en el futuro.  

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter