El sector financiero es el principal escollo en las negociaciones para el brexit

El valenciano Ricardo García López, diplomático y asesor en el Gabinete de Presidencia del Gobierno, ha protagonizado la ponencia celebrada por la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros FEBF sobre las consecuencias del brexit en España.

almuerzoBrexit02Ricardo García López, asesor de asuntos europeos y G-20 del Gabinete de Presidencia del Gobierno, ha protagonizado el 10º Foro de Asesoramiento Patrimonial, promovido por la FEBF para presentar la ponencia “El desafío del brexit casi 7 meses después del referéndum. Perspectivas para España”.

En términos generales, Ricardo García ha indicado que las consecuencias reales del brexit dependerán de que seamos capaces de pactar una salida ordenada que se vea acompañada de un marco estrecho en la relación comercial entre la Unión Eropea y Reino Unido.

Frente a las pretensiones de este último, los principios sustantivos de la negociación de la UE se basan en que “no debe haber negociación sin notificación y en la indivisibilidad de las cuatro libertades del mercado interior”, según ha señalado el diplomático.

En este sentido, continuó, “para la UE, la no pertenencia al mercado interior del reino Unido hace imposible seguir otorgándole el llamado ‘pasaporte bancario’”. Así, según el asesor de Presidencia, el sector bancario será “el primer interesado en buscar fórmulas que no alteren sensiblemente su posición en las operaciones de servicios financieros“.

Para García, si se confrontan las pretensiones del Reino Unido y los principios irrenunciables de la UE  (teniendo en cuenta lo declarado por la primera ministra May sobre la no pertenencia de su país a una unión aduanera ni al espacio económico europeo), “habrá que encontrar alguna fórmula que permita mantener una relación comercial estrecha sin reintroducir barreras y resolver la cuestión de los servicios financieros“.

El experto ha señalado la dificultad de rehacer toda la relación entre la Unión Europea y Reino Unido en tan solo 2 años, por lo que “no es descartable que pudiera haber fórmulas transitorias”.

Asimismo, el diplomático valenciano no considera que se pueda producir un ‘efecto llamada’ por parte de otros países. Al contrario, en su opinión, puede ser una oportunidad para que se produzca una mayor integración y se trabaje hacia “una Unión Económica y Monetaria más real”.

Además, ha expresado sus dudas sobre la posible afectación de los flujos turísticos, tan importantes en la Comunidad Valenciana, considerando más problemática la regulación del sector financiero.

 

Suscríbete a nuestra newsletter