La información económica de los líderes

AINIA y AIMPLAS diseñan envases biodegradables que pueden reducir el coste en materiales del 16%

El proyecto Sostpack, fruto de la colaboración entre el centro tecnológico Ainia y  el instituto tecnológico del plástico Aimplas,  ha supuesto un avance en la incorporación de los materiales plásticos biodegradables al mercado del envasado de alimentos. Los nuevos diseños pueden suponer hasta un ahorro del 16% en el coste de los materiales utilizados.

planta piloto envases 037 (002)Sostpack se ha centrado en identificar materiales biodegradables que puedan servir como alternativa a los plásticos tradicionales, garantizando la vida útil del alimento, sus características nutricionales y sensoriales, así como las propiedades del envase.

Los primeros trabajos demostrativos se han realizado con envases tipo bandeja y bolsa en productos como snacks, bebidas lácteas y carnes, aunque a lo largo del proyecto se abordarán otros.

El objetivo es dar respuesta a la demanda social de envases más sostenibles con las mismas garantías de seguridad, aunque todavía requieren superar cuestiones técnicas y económicas para que su implantación en el mercado sea una realidad.

En este sentido, el 74% de los productos alimentarios todavía es distribuido en envases fabricados con derivados del petróleo, y es precisamente en este aspecto donde el proyecto Sostpack está produciendo nuevos avances.  

Su finalidad es mejorar y adaptar las características de los materiales biodegradables y compostables existentes, para facilitar su incorporación al mercado del envasado de alimentos, y que puedan convertirse en una alternativa sostenible manteniendo tanto su vida útil, como sus características organolépticas y nutricionales. 

El proyecto cuenta con la financiación del Ivace y los Fondos Feder.

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter