La información económica de los líderes

Puig propone el "federalismo cooperativo" para resolver la infrafinanciación de la Comunitat

Un día antes de acudir a la 6ª Conferencia de Presidentes Autonómicos celebrada hoy, el presidente de la Generalitat avanzó las principales reclamaciones del Consell en materia de financiación.

En el  foro ‘Tribuna Autonómica‘  Puig denunció las principales discriminaciones a las que se ve sometida la Comunitat, enmarcándolas en un escenario donde “el federalismo cooperativo” es la mejor vía para solucionar los problemas de ingresos a los que se ven sometidas las CC.AA.

Por un lado, puso de relieve la necesidad imperiosa de contar con un nuevo modelo de financiación justo para todas las regiones. Por otro, destacó la necesidad de “mutualizar parte de la deuda ” de las autonomías por parte  del Estado para “poder regresar a la viabilidad financiera“.

El presidente de la Generalitat  denunció la falta de compromiso del gobierno central en relación con la reforma del sistema de financiación, y según dijo “llevamos ya un retraso de tres años desde que caducara el anterior modeloGENERALITAT AUTONOMÍAS y ni siquiera la Comisión de Expertos se ha reunido“.  

La infrafinanciación es particularmente grave en la Comunitat Valenciana y no tiene equivalente en ningún otro territorio“, aunque fue más allá al afirmar que, “hasta ahora la Comunitat Valenciana ha sido la paria del Estado autonómico“, poniendo de manifiesto que “cada valenciano recibe 258 euros anuales menos que la media española y 970 euros anuales menos que la comunidad que más recibe“.

A su juicio, la reforma del sistema de financiación debe ceñirse a los criterios de suficiencia, equidad, responsabilidad fiscal y lealtad institucional, todos ellos de cara a superar “las diferentes restricciones derivadas del statu quo“. 

Con respecto a la incapacidad de las autonomías para financiar el gasto social, Puig destacó que, “las CC.AA de régimen común han obtenido 26.995 millones de euros menos de los necesarios, algo que supone una magnitud muy próxima a los 25.000 millones de crecimiento anual que ha experimentado la deuda autonómica“.

Para el jefe del Consell, la Conferencia de Presidentes debe ser el foro de debate que sirva para superar la tendencia a que “las comunidades se peleen entre ellas mientras el Gobierno de España es un actor impasible“. Por ello, indicó que es fundamental que las autonomías “piensen más en términos de Estado” y  este último abandone un “centralismo que forma ya parte de un pasado superado

Suscríbete a nuestra newsletter