Federico Buyolo: "Existe un déficit formativo en ética empresarial"

“Impulsar un liderazgo ético es una responsabilidad compartida. Hemos de ser todos partícipes de esa implantación. Y me reconforta que afortunadamente en este mundo haya personas como Federico Buyolo”, con estas palabras abría Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) la presentación del libro “Humanizar la empresa”, de Federico Buyolo, actual director general de Cooperación y Solidaridad, en Valencia.

buyoloEl acto, organizado por la Fundación Novaterra en la sede de la CEV, contó con la participación del presidente de esta fundación valenciana con 25 años de historia en la lucha contra la exclusión social y la pobreza en Valencia. Francisco Cobacho contextualizó el porqué de un acto como éste. “Éste es un libro de interés y valor social para muchos de nosotros, personas y entidades que tenemos el empeño de contribuir a mejorar la vida de la ciudadanía”.

Cobacho señaló que “cada vez cobra más importancia el cómo se ha ganado ese dinero, integrando en ese quehacer valores y modos de actuar de empresa responsable, una empresa humanizada, como nos dibuja Federico Buyolo en el libro que hoy presentamos”

El libro, según explicó su autor, nació inspirado por la catedrática Adela Cortina.  “Me di cuenta que la responsabilidad social era sólo una instrumento, y teníamos que seguir avanzando en el ámbito de la ética”, afirma Buyolo.

En su investigación, detectó que sólo dos universidades públicas imparten una asignatura como ética y, en la práctica, sólo una. “El alumnado me explicaba que no sólo no tenían asignaturas de ética, sino que en las propias asignaturas de historia de la economía se daba una visión negativa de la empresa, donde lo importante sólo es el beneficio económico”, resalta Buyolo.

Para el autor España llega bastante tarde a este movimiento de la responsabilidad social. “Hay un déficit formativo en el ámbito de la ética empresarial desde la escuela. La universidad debe hacer una formación integral del alumnado, no sólo del conocimiento, sino también en una deontología, una educación cívica y humana, una formación integral, que es su primer deber”, destaca Buyolo.

“Es a través de los valores éticos cuando tenemos verdaderos líderes empresariales. Las empresas son parte de la sociedad y se trata de contribuir con su labor y trabajo a que su desarrollo no sea sólo individual sino colectivo. En esta tarea las empresas son fundamentales, pero si no cumplen con su parte de ética, no pueden ser consideradas empresas. Llámenle otra cosa pero, no se las puede llamar empresas”, concluyó Federico Buyolo.

Suscríbete a nuestra newsletter