El Olympia, un teatro para todas las generaciones

2016-nov-Enrique-Fayos-Olympia-3

Enrique Fayos, director de la empresa Olympia Metropolitana. (Fotos: Vicente A. Jiménez)

Precioso coliseo inaugurado el 10 de noviembre de 1915 sobre el solar del antiguo Convento de San Gregorio, la historia del Olympia de la calle San Vicente de Valencia no ha sido ni lineal ni fácil. Ha sido teatro y cine, ha sido teatro solamente, ha vuelto a ser cine y ahora, tras superar con buen olfato los cambios sociológicos, vuelve a ser exclusivamente teatro y con un éxito creciente. “En mi familia nos crecemos con cada crisis”, afirma Enrique Fayos hijo, el solvente director de la empresa Olympia Metropolitana que gestiona, además del Olympia, también  el teatro Talía de Valencia, los auditorios de Catarroja, Torrent y la Vall d’Uixó, el Palau de Altea, el cine D’Or de Valencia y la librería Lé en la Castellana de Madrid.

“Mi abuelo, Emilio Bonell, tenía una fábrica de muebles que le iba muy bien”, rememora Fayos. “A finales de los años 20 del siglo pasado hubo una gran crisis y tuvo que cerrar la fábrica”. Don Emilio no se amilanó. “Montó el cine Goya”. La iniciativa iba viento en popa. Ya dedicados al mundo del espectáculo, “mi padre entró en 1953 a formar parte de la sociedad que regentaba el Olympia. Se tomó la decisión de que el Olympia se dedicase solo al cine”. Durante más de un par de décadas la historia funcionó de maravilla. Tres de las películas inicialmente programadas demuestran un exquisito gusto cinéfilo: ‘¡Bienvenido Mister Marshall!’, de Berlanga; ‘Un lugar en el sol’, de George Stevens; y ‘Los cuentos de Hoffmann’, de Powell y Pressburger.

“Hasta los primeros años 80, y con mi padre como único propietario, la empresa era rentable, pero en 1983-84, con la TV en color, las TV privadas y el auge de los videos, la exhibición de cine tuvo una gran crisis”. Y el Olympia volvió a ser teatro. Una decisión con riesgos, ya que gestionar teatro es complejo. Pero como dice Enrique Fayos Jr, con cada crisis el Olympia Metropolitana renace. En los años dos mil, varios teatros públicos de localidades valencianas tuvieron problemas presupuestarios para programar sus salas municipales. Los Fayos se hicieron cargo con pleno acierto (el padre, que sigue trabajando a sus espléndidos 92 años; Enrique hijo y su hermana María Ángeles, que se encarga de la Comunicación). Excelentes gestores, supieron sanear teatros deficitarios. “Ahora hay una buena comunicación entre el teatro público y el privado, estamos en un momento de respeto”, comenta Fayos Jr. No siempre ha sido así. “El teatro privado está para ocupar el espacio que no ocupa el público”. El Olympia no recibe ninguna subvención de la Administración pública. “Y encima tenemos el 21 % de IVA, una barbaridad, ningún país europeo tiene un IVA tan alto”. Por fortuna, “gracias a una iniciativa de Ciudadanos parece que en 2017 el Gobierno bajará el IVA al 10 %”. Esa es la promesa.

2016-nov-Enrique-Fayos-Olympia-4El centenario del Olympia, un teatro para todas las generaciones –por su admirable longevidad y porque programa para todos los públicos–, se cumplió el pasado 14 de noviembre con una gala feliz a la que asistieron el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, el conseller de Cultura, Vicent Marzà, numerosas luminarias de la escena española (Arturo Fernández, Verónica Forqué, Norma Duval, Moncho Borrajo, Josema Yuste, Emilio Gutiérrez Caba…), y numerosos y pujantes actores valencianos (Alfred Picó, Ximo Solano, Joan Peris, Xavi Castillo, Jaime Pujol, Ferran Gadea, Lara Salvador, Silvia Valero, Nelo Gómez…). Un acontecimiento cultural y social por todo lo alto. El teatro ha editado en Generación Bibliocafé un libro de narraciones breves, ‘Entre bambalinas’, para celebrar el centenario. El volumen se presentó el 8 de noviembre. Los cuentos tienen como referencia –principal o de fondo- al Olympia, con relatos narrados por actores, por espectadores imaginarios, por técnicos… Los relatos están escritos con talento, corazón y memoria histórica.

La Generalitat otorgó este año el Premi 9 d’Octubre al Olympia en la categoría de Mérito Cultural, “la sala privada más importante de Valencia”. Los actos conmemorativos prosiguen en la actualidad. En la Sala Oberta de La Nau (Universitat) puede verse hasta el 8 de enero ‘Teatre Olympia. 100 anys en escena’, una exposición que repasa la trayectoria de la sala desde sus inicios en una Valencia con un fuerte crecimiento urbano. El montaje se compone de fotos, postales, carteles, recortes de prensa… Cuatro butacas tapizadas en rojo, como las del propio teatro, permiten contemplar cómodamente el audiovisual en homenaje al Olympia y al teatro en general. El maestro de ceremonias es el actor y director José María Pou. En las imágenes declaran su amor al teatro Arturo Fernández, Ricardo Darín, Verónica ForquéConcha Velasco se confiesa íntima y profesionalmente: “El teatro es el amante que nunca me ha defraudado”.

Le pregunto a Enrique Fayos Jr. cómo son las estrellas tratadas de cerca. “Pueden ser algo difíciles, pero como hablamos un lenguaje común y a ellos y a nosotros nos gusta lo que hacemos, siempre llegamos a un acuerdo”. El empresario define a Arturo Fernández “como un gran señor que transmite lo que es”, a Concha Velasco y Raphael como personas “con una gran memoria que cuentan maravillosas historias de su trabajo”, y al argentino Ricardo Darín como “un hombre cultísimo y afable, aunque con la gente que no conoce tiene sus prevenciones”.

El Olympia, a sus 100 años, luce un aspecto de lo más joven. El teatro le rejuvenece.   

Suscríbete a nuestra newsletter