La información económica de los líderes

La nueva ley del taxi se basará en el principio un taxista, una licencia

La nueva Ley del Taxi de la Comunitat Valenciana que está preparando el Consell tiene como objetivo la “profesionalización y mejora de la eficacia y la calidad del servicio” y, por ello, se apostará por el modelo “un taxista, una licencia” que, además, evitará acumulaciones de licencias que pueden generar situaciones no deseadas. Así lo ha explicado la consellera María José Salvador después de reunirse con los miembros que forman el Consell del Taxi.

ley del taxi“Queremos un sector más profesionalizado donde sea el propio titular de la autorización el que explote el servicio, entendemos que esto redundará directamente en la calidad que se ofrece” porque “se establece un contacto directo entre el usuario y la persona que explota el servicio que será el primer interesado en tener el vehículo en las mejores condiciones y de prestar el mejor servicio a los usuarios”, así lo ha anunciado la consellera.

La ley aplicará el modelo de prestación del profesional autónomo y, por lo tanto, sólo las personas físicas podrán ser titulares de una autorización o licencia, sin perjuicio de que este titular pueda contar con conductores colaboradores o asalariados. Para los casos de acumulación de licencias, la ley establecerá un plazo de dos años para que se haga la transmisión de las licencias a otra persona física.

Acabar con la tarifa variable

La Ley del Taxi acabará con la tarifa variable y las tarifas que se aplican para desplazamientos fuera de las municipios o las áreas de prestación conjunta serán las tarifas interurbanas. Igualmente, se aplicará la tarifa de la Comunidad Valenciana en viajes fuera de los límites de la autonomía. Además, ha destacado, que se devuelven las competencias en esta materia a los municipios de menos de 20.000 habitantes que no estén en un Área de Prestación Conjunta.

La consellera ha resaltado también que desde la Generalitat se pretende llegar a tener un 5% de los taxis adaptados para responder a la demanda y las necesidades actuales, ya que ese porcentaje no llega al 1%. Para facilitar el desarrollo de este apartado ha explicado que, para aquellos propietarios que tengan más de una licencia, la ley les ofrecerá la posibilidad de mantenerlas durante un plazo máximo de 10 años si cambian su vehículo por un vehículo adaptado.

De igual manera, el anteproyecto de ley recoge la creación de la figura de los centros de distribución de los servicios de taxi dando la posibilidad a los taxistas para que se agrupen en una sociedad o en una cooperativa de servicios concentrando la oferta de los servicios y mejorando su comercialización. En ningún caso el usuario asumirá el coste de la puesta a disposición del taxi mediante el servicio y la atención personal, telefónica o telemática.

Además, por primera vez con rango de ley, se clarifican los derechos y deberes de los usuarios y obligaciones de los profesionales.

Vehículos de 9 plazas

La ley también recoge, entre otras novedades, que en régimen general se autorizarán vehículos de 5 plazas y de 7 para vehículos adaptados. Pero en casos excepcionales, como por ejemplo en zonas rurales donde no está garantizada una comunicación suficiente con transporte (conexión directa en la capital comarcal o provincial dos veces al día, de ida y retorno, mañana y tarde) se autorizarán vehículos de 9 plazas como transporte a la demanda y de agrupación de viajeros.

La nueva ley se aplicará a más de 4.700 taxis, de los cuales, 3.600 trabajan en las 8 áreas de prestación conjunta y 1.100 taxis en diferentes municipios.

A partir del 1 de enero se van a implantar las distintivos autonómicos para los vehículos de alquiler con conductor (VTC). “Una acción – ha continuado Salvador– que hemos aplicado con la colaboración y el apoyo de los representantes de este sector para evitar situaciones irregulares”. 

Suscríbete a nuestra newsletter