Jornada industria 4.0 (II): Para Nunsys, las soluciones digitales aportan flexibilidad, optimizan procesos y mejoran productos

Roberto Milán, director de Industria 4.0 en Nunsys, se propuso demostrar que el concepto industria 4.0 es asequible a todo tipo de industria y de cualquier tamaño en su intervención en la jornada “La revolución digital en la industria valenciana” organizada por Economía 3, con la colaboración de BBVA y la propioa Nunsys. “Queremos ayudar a emprender ese viaje de transformación digital que, tarde o temprano, todas las empresas van a tener que abordar”, afirmó Milán al inicio de su alocución.

Roberto Milan, director de industria 4.0 en Nunsys

Roberto Milan, director de industria 4.0 en Nunsys

El sector industrial es el que más innova en España, según los datos aportados por Roberto Milán, y es el que más puestos de trabajo general. De hecho, en 2015 fue el responsable de la creación del 42% de los nuevos empleos. Otro dato a tener en cuenta es que la industria es la actividad que mejores salarios paga. Un sector que, además, es el que más aporta a la balanza comercial, con un crecimiento sostenido del 4,8% desde el año 2000. “Es decir -resumió el ponente- un sector que tiene mucho peso en la formación del PIB”.

A continuación, Milán resumió los desafíos a los que se encuentra, como es acortar los ciclos de innovación, dado que “la competencia es cada vez mayor, más cualificada y no solo en nuestro entorno”. Otro desafío es crear nuevos productos de mayor valor añadido para favorecer la diferenciación. El tercer reto es gestionar mayores volúmenes de datos. Todo ello con un mercado que exige una flexibilidad  máxima de fabricación, con tiradas muy cortas y adaptadas a demandas cada vez más personalizadas, lo que exige una eficiencia máxima de la planta productiva.

El representante de Nunsys añadió que, además, los mercados son muy volátiles que obliga a tener una alta productividad. Por último, citó la eficiencia como la clave de todo proceso productivo. “Muchas de las soluciones industria 4.0 tienen como objetivo -señaló- mejorar la eficiencia de los procesos”. A todo ello hay que agregar los costes laborales: unos 22 euros/hora en España y 4 en China.

Ante este panorama solo queda la salida de innovar. En este sentido, la UE ha lanzado una directiva por la cual el peso de la industria en la formación del PIB pasará, en el caso de España, del 13 a 20% en un plazo de cuatro años, algo que sólo podrá conseguirse si se implantan soluciones competitivas. 

Objetivos de industria 4.0

Tras repasar los hitos de la evolución industrial desde el siglo XVIII, Roberto Milán definió la industria 4.0 como una transformación del proceso productivo que precisa de un cambio cultural en las organizaciones para adoptar este tipo de soluciones. Como objetivos de industria 4.0 enumeró: aumento de la productividad, mejorar el producto y su puesta en el mercado, favorecer la rapidez en la toma justificada de decisiones basada en información, reducción de costes, mejora de la experiencia cliente y diferenciación competitiva. Las soluciones industria 4.0 parten de la innovación colaborativa, los medios productivos están conectados y son flexibles, las cadenas de suministro están integradas y los canales de distribución y atención al cliente, digitales.

Milán aportó datos de la actual situación industrial como que hay equipamiento por valor de 65.000 millones de dólares están fuera de su ciclo de vida; el 40% de las empresas no tienen una visión en tiempo real de sus procesos productivos y el 50% de las mismas sólo son conscientes de que tienen un problema cuando tienen una parada de máquinas. 

Pilares de industria 4.0

El propio Ministerio de Industria ha definido los nueve pilares sobre los que tiene que actuar industria 4.0, desde el diseño colaborativo -aquel que pone en contacto proveedor y cliente- que acorta los tiempos y ahorra costes; la realidad virtual que sirve para implantar soluciones de formación; fabricación aditiva que permite prototipados rápidos y que ahorra en el desarrollo de nuevos productos; plataformas MES que consisten en conocer en tiempo real los procesos productivos de la compañía, lo que permite la toma de decisiones con información actualizada al momento y que permite mejorar la eficiencia. Otras soluciones a implantar son las logísticas.

La realidad aumentada en otra área de implantación tecnológica permite dar un servicio de mantenimiento en tiempo real e identificando claramente los problemas desde cliente a través de unas gafas de realidad aumentada. También está dando buenos resultados en aquellas empresas que hacen peritaje, lo que ahorra muchos costes y permite un mayor número de controles, del orden de 10 veces más, al no tener que desplazas a las personas. A ello hay que añadir que toda la información se almacena y procesa para actuar de forma más rápida en situaciones posteriores.

Todas estas soluciones se implantarán a través de la nube. Milán aseguró que en 2020 el 92% de los procesos productivos se originarán en la nube. Otro tema prioritario es el internet de las cosas. En la actualidad ya hay 25 billones de dispositivos conectados y creciendo y proporcionando una ingente cantidad de datos. En el caso de la industria, el correcto análisis de los mismos permitirá conocer el estado real de los procesos y sus activos, lo que facilita asignar los recursos necesarios para producir eficientemente.

Por último, el representante de Nunsys se refirió a dos de los aspectos críticos: el big data como generador de soluciones de negocio, y la ciberseguridad. En este sentido recordó una afirmación de CNI: “Existen dos tipos de empresa: la que ha sufrido un ciberataque y la que  no sabe que ha sufrido un ciberataque”. Por ello, toda aplicación  industria 4.0 tiene que incluir una solución de ciberseguridad.

Suscríbete a nuestra newsletter